Torres aboga por una «solidaridad obligatoria» para el reparto de inmigrantes

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha abogado este jueves por una «solidaridad obligatoria» entre todas las comunidades para el reparto de inmigrantes que llegan en patera a las islas.

CANARIAS7

El presidente de Canarias, ha destacado que el Ejecutivo autonómico ha abierto, en dos años, un total de 43 recursos para la atención de menores migrantes no acompañados, y también ha querido dejar claro que la unidad parlamentaria es la mejor herramienta para reclamar una mejor política migratoria.

Así lo ha manifestado en respuesta a sendas preguntas de los portavoces del Grupo Nacionalista Canario, Pablo Rodríguez, y de Nueva Canarias, Luis Campos, sobre las acciones, previsiones y mecanismos de respuesta del Gobierno canario ante el nuevo repunte de llegada de inmigrantes a las Islas.

En su intervención, el presidente dijo que el Grupo Nacionalista Canario tendría que responder por qué en 2009, cuando Coalición Canaria estaba en el Gobierno, había recursos para la atención de menores migrantes no acompañados en varias islas y en 2019, cuando se conformó el nuevo Ejecutivo, «había cero».

Por otro lado, Ángel Víctor Torres remarcó que en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022 ya hay previstos 50 millones de euros para la atención de menores extranjeros no acompañados.

Además, hizo hincapié en que durante los meses de la pandemia el Gobierno de Canarias puso a disposición del Gobierno de España instalaciones e infraestructuras que eran competencia de la Comunidad Autónoma, como colegios y residencias, lo que significa que «sí respondimos», afirmó Torres.

En respuesta al diputado de NC, el presidente afirmó que no puede ser que toda la inmigración quede reducida a los espacios fronterizos e insistió en que no se puede hacer política partidaria con la migración, por lo que cree que la unidad parlamentaria en Canarias «es clave para defender mejor esta tierra frente al Gobierno de España». «Eso no significa aplaudir las medidas, sino buscar soluciones a los problemas y exigir», apostilló Torres.

El jefe del Ejecutivo canario indicó que la tutela de los menores migrantes no acompañados es competencia de las comunidades autónomas, pero lo consideró «injusto» porque esta tutela nació para los que nacen en el territorio. Por eso, considera que hay que hacer que eso sea una solidaridad obligatoria compartida por el resto de las comunidades y que tenga un marco legislativo.

Asimismo, recordó que el próximo mes de noviembre se celebrará el Foro de Inmigración en Canarias, que servirá para tener un plan integral junto a la Universidad de La Laguna y hacer planteamientos «exactos y correctos».

Por su parte, el portavoz del Grupo Nacionalista Canario, Pablo Rodríguez, cuestionó al presidente si realmente considera que ha estado a la altura de la crisis migratoria que ha padecido Canarias en los últimos años, pues «no hay vigilancias en nuestras costas, las ong no cuentan con medios y muchos migrantes siguen durmiendo en nuestras calles, algo absolutamente deleznable».

Mientras, el diputado Luis Campos consideró que Canarias debe contar con unos planes de contingencia y recursos necesarios para prestar una atención digna a los migrantes que llegan al Archipiélago. También ve necesario tener una política propia en materia migratoria y anunció que NC va a promover una iniciativa legislativa en el Parlamento y en el Congreso de solidaridad obligada para la acogida de los menores migrantes no acompañados.

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, también ha valorado este jueves que el Ingreso Mínimo Vital (IMV) llegue a unas 37.000 personas en Canarias, lo que supone más de 17.000 familias, si bien ha lamentado que debió plantearse «muchísimo antes» para avanzar en la justicia social.

En respuesta a una pregunta del Grupo Popular en la sesión de control, ha recordado que se aprobó en un «momento dificilísimo» debido a la crisis económica impulsada por la pandemia sanitaria y fue una medida contraria a la del último Gobierno del PP, basado en los recortes, la reforma laboral y la subida de impuestos y que fue «un martirio» para las islas.

El presidente ha reconocido que hay gente que no accede al IMV porque superan los límites salariales y que la pobreza ha aumentado por la crisis sanitaria, pero la pandemia arrancó con 231.000 personas en ERTE y ahora hay 28.000 personas, que son «28.000 desgracias» pero es un mecanismo que hace que «la gente tenga esperanza» porque mantienen su relación laboral con su empresa. «Con ustedes hubiesen ido al paro», ha espetado a los populares.

La portavoz del Grupo Popular, Australia Navarro, ha indicado que el IMV «es un absoluto fracaso» que demuestra que «con eslóganes no se supera la pobreza», que ha crecido un 49% durante el mandato de Torres hasta alcanzar las 373.000 personas.

Ha dicho que el sistema de protección social del Gobierno «es un fiasco», pues el IMV deja sin atender a 330.000 personas y Canarias es la comunidad autónoma con más población en pobreza severa.

Además, ha señalado que la tramitación es una «absoluta tortura», hasta el punto de que dos de cada tres solicitantes «ni lo hacen» y hay 10.000 expedientes sin tramitar, y entre quienes lo consiguen, «se deniegan ocho de cada diez, es la verdadera realidad».

Por ello, ha pedido a Torres que «actúe» y busque recursos para cubrir lo que no alcanza el IMV «o será usted el que empuje al abismo de la desesperanza a 337.000 euros que malviven con 300 euros, a mí, esto no me dejaría dormir».