Correos en Canarias, una cuestión de Estado

Esto no es un problema de colores políticos, pero me temo que Pedro Sánchez es el responsable del abandono que sufre Canarias

SERGIO RAMOS Las Palmas de Gran Canaria

Los canarios no somos más que nadie, pero tampoco somos menos. La sociedad canaria empieza a casarse de que el estado nos trate como a ciudadanos de tercera. Y es que, los envíos de Correos a Canarias están protagonizando centenares de quejas en oficinas y en las redes sociales. En medio de la campaña navideña, estos envíos a las islas sufrieron fuertes retrasos que hicieron que los paquetes no llegarán a tiempo a su destino. La confusión en las respuestas que reciben los usuarios es evidente. «Llamé ahora por teléfono y me dicen que el paquete está en aduanas de Canarias. Mando un email a aduanas Canarias y me dicen que sigue en Madrid, que ellos no han recibido nada», se puede leer a un usuario en Twitter. CC OO y UGT han convocado varias huelgas este mes, contra lo que consideran «el desmantelamiento de los servicios de reparto» . En torno a 3.000 paquetes con destino a Canarias siguen retenidos en el depósito de Correos en Madrid y siguen pendientes de la realización de un trámite por parte de esta empresa pública para su envío a las islas. Algunos acumulan hasta cuatro meses de retraso. Correos, es decir, el Gobierno de España, echa balones fuera y dicen que es un problema con aduanas. Esto no es cierto y los ciudadanos tienen derecho a saber la verdad, y la verdad es que Correos cambió el sistema de reparto con Canarias hace unos meses y no se han adaptado digitalmente para ello. Los trabajadores de la empresa pública lo han denunciado, «desde el 15 de noviembre empezamos a registrar más incidencias de lo habitual, con usuarios reclamando que no les llegaban los paquetes. Es un problema en la gestión de la información de los paquetes que tienen que entrar por la aduana, y estamos haciéndolo de manera manual y tenemos contenedores retrasados. El retraso es por falta de previsión de Correos. Les ha dado tiempo de sobra». Así lo explican los trabajadores.

Puedo llegar a entender que los meses de navidad existan algunos retrasos, pero lo que no hay derecho es que el usuario de un servicio público, que además se paga, no hayan recibido sus paquetes en tiempo y forma. Este mismo lunes llegaron a Canarias aproximadamente once de los contenedores que estaban retenidos en aduana desde hace meses, creando así una sobrecarga de trabajo a los empleados de correos y además creando un atasco en la entrega de paqueteria que ha colapsado los centros de logística en las islas.

En el Partido Popular no somos ajenos a este problema y es por ello que vamos a llevar este problema a las Cortes Generales, primero con la exigencia de que el Presidente de Correos de explicaciones a todos los canarios de lo sucedido y estudiar la viabilidad de un cambio legislativo para que Canarias se vea beneficiada por su condición ultraperiférica. No es de recibo, que un usuario catalán o andaluz pida un producto a Madrid y lo reciba sin ningún problema y además sin pagar impuestos añadidos, como si tememos que hacer los canarios. Y es, también, un problema a la inversa, porque una empresa canaria que quiera vender fuera, a través del comercio electrónico, abandona la idea por las trabas burocráticas. Así no hay quien genere empleo y diversifique la economía. El Gobierno de Canarias tiene que que mirar de frente este problema y también hacer los cambios legislativos necesarios, para que el usuario sea el gran beneficiario . Los canarios estamos hartos de navegar por internet, en un mundo global como en el que vivimos, y encontrarnos siempre con el mismo mensaje: «No se hacen envíos a Canarias». Me niego a pensar que esto no se puede cambiar, y por eso mi compromiso de que el Partido Popular, en el Senado, se va a poner a trabajar para que los canarios seamos iguales que el resto de españoles. Correos es un servicio público, y por ello debe ofrecer a los ciudadanos algunos ventajas por utilizar sus servicios. Los políticos estamos para solucionar los problemas que tienen los ciudadanos y no darles la espalda. Esto no es un problema de colores políticos, pero me temo que Pedro Sánchez es el responsable del abandono que sufre Canarias y no solo en este ámbito. El presidente del gobierno se podría interesar de primera mano por este asunto, ya que uno de sus mejores amigos y su ex jefe de gabinete, es ahora el presidente de Correos . Desconozco si este señor está preparado para ese puesto, pero lo que si se, es que ha demostrado una incompetencia total y es responsable del caos que sufrimos los canarios.

Ojalá este problema solo quedara aquí, pero desde hace meses, Correos desmantela su estructura directiva y está preparando el cierre de algunas oficinas en Gran Canaria. En una protesta celebrada el pasado 2 de diciembre, los sindicatos CC OO y UGT criticaron la «nefasta gestión» del presidente de Correos, que ha provocado la pérdida de 500 millones de euros. Además, no solo se ha recortado empleo, sino que el servicio ha empeorado su calidad, según los sindicatos, que aseguran que se ha reducido la red postal pública mediante el cierre de centros de trabajo, oficinas y suprimiendo puestos de reparto rural. En el Partido Popular nos oponemos frontalmente a este intento de dejar sin servicios a los pueblos de Gran Canaria. Duele mucho que los socialistas de caviar, que viven en la ciudad, quieran abandonar de esta forma a estos municipios pequeños. Llevaremos al Senado las iniciativas necesarias para abordar este problema y que sea obligatorio este servicio para los ciudadanos.

Exigimos al Gobierno de España y al Gobierno de Canarias, que trabajen en beneficio de la sociedad canaria, porque no somos de tercera y nos merecemos los mismos servicios que hay en la península y es por ello que Correos es una cuestión de estado.