CC y PP tumban las enmiendas

Los partidos firmantes del presupuesto para 2019 unieron la fuerza de sus 31 diputados para rechazar las tres enmiendas a la totalidad que defendieron el Partido Socialista, Podemos y Nueva Canarias. Dávila se complace de la habilidad del Gobierno para haber llegado a acuerdos con el PP y el PSC en esta legislatura

ALMUDENA SÁNCHEZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Los 31 diputados de Coalición Canaria (CC), Partido Popular (PP) y el grupo Mixto hicieron causa común este martes para dar al traste con las enmiendas a la totalidad que presentaron el Partido Socialista Canario ( PSC), Podemos y Nueva Canarias (NC) al proyecto de ley de presupuestos para 2019.

La consejera de Hacienda del Gobierno autonómico, Rosa Dávila, se defendió en la tribuna de oradores mostrando la seguridad que da tener amarrado previamente el apoyo del PP y del grupo Mixto, que garantiza la aprobación del presupuesto.

Así se lo recordó la portavoz de Podemos, Noemí Santana, al recriminarle no haber sido recibidos por el presidente como hicieron con el resto de los grupos; «le enviamos un correo electrónico con nuestras 100 propuestas -añadió- y ninguna se ha incluido, porque ustedes han llegado con el PP a un acuerdo preelectoral», subrayó.

La réplica le vino más por el presidente del grupo Popular, Asier Antona, al contraatacar con el acuerdo presupuestario firmado entre el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

En cambio, Rosa Dávila, se concentró en remarcar que «Podemos es el grupo que dice no a todo», entre otras a «un presupuesto que dedica el 82% a las políticas sociales y a unos créditos históricos para los servicios públicos».

Acción social y pobreza

El PSC y NC se dedicaron a desmontar la inyección de recursos acción social en la que tanto volvió a insistir la consejera. «El Gobierno de Clavijo -dijo la portavoz socialista, Dolores Corujo- ha pagado el apoyo parlamentario del PP con recursos públicos», y señaló que « Canarias, con casi la mitad de su población en situación de pobreza o en riesgo de exclusión social, no puede permitirse renunciar a recaudar casi 114 millones de euros ni perder otros 15 millones ampliando la bonificación en el impuesto sobre sucesiones. Resulta inmoral que este Gobierno renuncie a un solo céntimo de ingresos», remató.

«Su enmienda a la totalidad es la de la amnesia», inició Dávila su réplica al PSC. Recordó a Corujo la participación de su partido en el Gobierno durante el primer año de legislatura, «cuando los presupuestos sociales estuvieron por debajo de este presupuesto», afirmó.

La consejera sacó del recuerdo el «recorte de 150 millones que hizo en Educación el vicepresidente José Miguel Pérez» para sostener que «ésa es la herencia que nos ha dejado el PSC». Pero lo que exasperó a los diputados socialistas fue cuando culpó al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero de haber metido el Régimen Económico y Fiscal en el sistema de financiación autonómica; «Zapatero lastró durante más de diez años los servicios públicos».

Buena radiografía

El tono de Rosa Dávila cambió después de escuchar al portavoz de NC, Román Rodríguez, los argumentos mediante los que justifica su enmienda a la totalidad. «Es verdad que ha hecho una buena radiografía», concedió la responsable de Hacienda aunque a su juicio, tal enmienda era «más que previsible al ser un año preelectoral».

Rodríguez insistió en la «desconvergencia» de Canarias respecto del Estado, pero la consejera, sin discutirla, la achacó a la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, al incumplimiento de las inversiones estatales y hasta el sistema de financiación autonómica.

Dávila tampoco pudo desmentir a NC que no se dediquen más recursos a la pobreza al estar esperando por los 30 millones del Estado, pero lo envolvió apelando a la fortaleza que consiguen los nacionalistas cuando se unen en Madrid.

Y en la política fiscal -la izquierda aboga por subir impuestos frente a la derecha que los baja-, «no nos vamos a poner de acuerdo», evidenció Dávila quien, no obstante, reservó su artillería para Podemos: «la herencia de la abuelita la tendrá Pablo Iglesias con el chalé de ahora».