La ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, ayer en la reunión del Comité Preparatorio de la Conferencia de Presidentes. / EUROPA PRESS

Canarias se suma a las autonomías que pidenla ampliación del fondo Covid para el año 2022

Olivera plantea que en la Conferencia de Presidentes se apruebe dar mayor flexibilidad a las comunidades para gestionar las ayudas

Loreto Gutiérrez
LORETO GUTIÉRREZ Madrid

Las comunidades autónomas que participaron en la reunión preparatoria de la Conferencia de Presidentes que se va a celebrar en enero en la isla de La Palma solicitaron ayer al Estado la extensión del fondo Covid al año 2022, para poder hacer frente al impacto de la pandemia en los servicios públicos esenciales. La ampliación al año próximo de las ayudas que han venido recibiendo en 2020 y 2021 es una de las principales demandas de las autonomías, a la que se sumó Canarias, de cara a su aprobación en la cumbre de presidentes.

«Se ha planteado la necesidad de incorporar un fondo Covid en 2022 porque la pandemia aún está presente», señaló al término del encuentro el viceconsejero de Presidencia del Gobierno canario, Antonio Olivera, «los efectos de la crisis no han desaparecido y hay que mantener un esfuerzo importante en la sanidad, la educación y los servicios sociales, por lo que sería bueno que las comunidades autónomas pudieran contar con recursos adicionales el año que viene que permitan hacer frente al incremento del gasto», añadió.

PROPUESTA EN DEBATE

  • Extensión Canarias pide recursos adicionales para hacer frente al aumento del gasto en los servicios esenciales.

  • Capacidad Las autonomías reclaman más margen de actuación para gestionar las ayudas que llegan del Estado.

  • Reparto Olivera defendió que los fondos para la recuperación se distribuyan en relación al impacto de la crisis.

  • Coordinación En materia de protección civil, Canarias plantea que se protocolicen las ayudas para que sean más ágiles.

La reunión preparatoria, que estuvo presidida por la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, tuvo un marcado contenido económico. En el orden del día estuvo también el seguimiento del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, dotado de 11.500 millones de euros de los que las islas reciben 630 millones. En este punto, Canarias respaldó la petición de que las autonomías puedan disponer de mayor flexibilidad para gestionar los recursos asignados. «Hemos identificado elementos que generan fricciones y que se pueden mejorar, sobre todo la conveniencia de dar más margen a las comunidades autónomas», indicó Olivera, «sabemos que es un plan global estatal, pero se pueden incluir elementos de flexibilidad para que las autonomías puedan atender sus peculiaridades».

El viceconsejero canario puso como ejemplo el ámbito de las pequeñas y medianas empresas, en el que las comunidades están más cercanas a la realidad de su territorio que el Estado y «pueden canalizar mejor las ayudas». Sobre el reparto de los fondos destinados a la recuperación, Olivera recalcó ante la ministra Rodríguez la posición que viene manteniendo Canarias desde el primer momento, a favor de que la distribución se haga con el mismo criterio que la Unión Europea, de forma proporcional al impacto de la crisis en cada territorio. «Sabiendo que tiene connotaciones diferentes, creemos que ese principio debe estar presente en el reparto», expuso.

Al margen de los asuntos económicos, la reunión preparatoria de la Conferencia de presidentes además también de forma destacada la coordinación entre el Estado y las autonomías en materia de protección civil. Olivera calificó de «interesante» la propuesta estatal para reforzar la colaboración y adelantó que Canarias pone el énfasis en que la atención no se centre solo en la fase de emergencia, sino también en la recuperación, con mecanismos protocolizados para impulsar las ayudas. «En situaciones como la erupción volcánica, que desborda la capacidad de la comunidad autónoma, es fundamental la coordinación», expuso, «y que el proceso que ahora estamos desarrollando esté predefinido para que en futuras catástrofes las ayudas lleguen más rápido». A este respecto, el viceconsejero puso el acento en la importancia de no focalizar toda la atención en los efectos económicos y atender también la vertiente social de las catástrofes. «Hay daños sociales y psicológicos, y esos elementos deberían estar incluidos en los protocolos para atender a eventos de esta naturaleza», añadió.

u

u

u

u