Canarias espera que los técnicos den luz verde al convenio de carreteras

03/09/2018

La negociación bilateral se reinicia esta semana con la reunión de la comisión de seguimiento y en la que la Comunidad Autónoma espera poner fecha al acuerdo que está pendiente desde el pasado año.

l presidente del Gobierno autonómico, Fernando Clavijo, tuvo que reconocerle al máximo responsable del Partido Popular (PP) en Canarias, Asier Antona que, «es evidente que no vamos a tener el mismo peso específico que antes», después de que Coalición Canaria (CC) y también Nueva Canarias (NC) hayan perdido el poder del voto 176 sobre los gobiernos del Estado.

Antona no disimuló su alivio al reducir a ambos tipos de nacionalistas al «voto 84 y 85» del Congreso de los Diputados. Su partido, liberado ahora de amenazas, se vio inicialmente crecido, hasta el punto de que su propio presidente cometió el desliz de barajar una moción de censura contra Clavijo a los pocos días después de que Pedro Sánchez sustituyera a Mariano Rajoy.

La portavoz del grupo Popular y secretaria general del PP, Australia Navarro, templó gaitas. «No vamos a actuar de repente como pirómanos», reconvino; «vamos a seguir haciendo la misma oposición responsable a un Gobierno que sigue en minoría».

La posición de Antona y Navarro reflejan los sectores en los que se ha quedado dividido el PP tras el cambio del Gobierno central. Las diferencias internas se dejaron ver recientemente, cuando el Partido Socialista Canario (PSC), Podemos y Nueva Canarias (NC) se conjuraron contra Coalición Canaria (CC) y la Agrupación Socialista Gomera (ASG) a cuenta de qué institución tendría la posibilidad de tener el control sobre Radiotelevisión Autonómica de Canarias (RTVC).

Al final, los conservadores se alinearon con la oposición y de esta forma, todos estos partidos le mandaban por primera vez el mensaje a Coalición Canaria de que «está en una absoluta minoría», como ha subrayado estos días la portavoz del PSC en la Cámara, Dolores Corujo.

Sobre esta tesis es la que más ha trabajado el portavoz de NC, Román Rodríguez. También a propósito de la proposición de ley que diseñó el portavoz del grupo Nacionalista, José Miguel Ruano. Éste logró inicialmente el respaldo de todos los partidos en el Parlamento salvo el de Nueva Canarias.

Pero Rodríguez se movió rápido y deshizo ese consenso. En solo tres días, consiguió reunir a toda la oposición, salvo al grupo Mixto de Casimiro Curbelo, en torno a sus tesis, dejando a Coalición Canaria al borde de la derrota. Ruano no pudo disimular su malestar.

De aquí a final de legislatura, «va a haber más condiciones en las que todos los partidos de la oposición podamos volver a coincidir», advierte Rodríguez.

La portavoz de Podemos, Noemí Santana, asegura que «el escenario ha cambiado» y alude tanto a la censura anunciada -desmentida después- por Antona, como al «alejamiento» del PSC que dirige Ángel Víctor Torres respecto a CC.

«A Coalición se le pone cuesta arriba el final de legislatura», insiste Santana al tiempo que admite que en determinados temas, como el Proyecto de Ley de Servicios Sociales, «va a ser difícil que toda la oposición actúe conjuntamente dada la disparidad tan grande que hay sobre los modelos».

La diputada de CC y secretaria de Organización, Guadalupe González Taño, puso como ejemplo esta iniciativa legislativa para sostener que su grupo parlamentario podrá seguir pactando, unas veces con los socialistas, y otras, con los conservadores. «La legislatura acabará con la conflictividad propia de unas elecciones cercanas», aseguró.

Curbelo, se muestra convencido de que «nada cambiará» al «no haber posibilidad de conformar mayorías distintas».

El portavoz del grupo Mixto admitió, no obstante, que la situación actual obligará a CC a «incrementar su capacidad de negociación», como así se ha evidenciado con la proposición de ley de RTVC.