Canarias contará con más espacios para dar acogida a los extranjeros

14/02/2020

El Estado habilitará parte de la cárcel de mujeres de Tenerife para acoger a madres inmigrantes con sus hijos y se continuará cerrando acuerdos con los municipios para la cesión de más instalaciones.

Canarias contará proximamente con nuevos espacios para la acogida y atención de los inmigrantes, tanto estatales como locales con el fin de paliar el déficit de plazas evidenciado tras el repunte en la llegada de pateras, tanto para adultos como para menores. Según señaló el ministro Marlaska, en las islas se han creado 900 plazas recientemente para asistencia humanitaria y «se trabaja en ello de manera permanente».

Tras la reunión de ayer con el titular de Interior, el presidente autonómico, Ángel Víctor Torres, anunció que hay propuestas para abrir «con carácter inminente» nuevas instalaciones, entre las que citó la cárcel de mujeres de Tenerife, que acogerá a madres inmigrantes y a sus hijos, así como «otras dependencias del Gobierno de España».

Igualmente, señaló que en los últimos días se ha continuado cerrando acuerdos entre el Gobierno de Canarias y algunos ayuntamientos al objeto de poder disponer de espacios municipales para la atención a menores extranjeros no acompañados (menas), y «seguirán incrementándose».

La comunidad autónoma -responsable de estos menores que llegan hasta las costas canarias- cuenta en la actualidad con 665 plazas para estos jóvenes.

Al respecto, Torres puntualizó que existe un convenio con algunos cabildos pero la mayoría «ya está por encima de su capacidad», por lo que el Gobierno de Canarias está respondiendo «por emergencia» y el ministro «también tomó nota de esta situación», dijo. Asimismo, indicó que otras instituciones insulares que no están incluidos en este convenio, como es el caso de El Hierro, también han manifestado su disposición a acoger extranjeros.

Por otro lado, el ministro se refirió a la situación de los CIE y, concretamente a la denuncia expresada por el juez de control de Barranco Seco en Gran Canaria. Marlaska señaló que «no comparte ese auto en concreto, pero sí la preocupación por la situación de los derechos y las libertades de los inmigrantes».

En este sentido, indicó que el Ministerio cuenta con un plan de infraestructura que prevé una inversión de 33 millones de euros para reformar los ocho CIEs que están abiertos en España, así como en la construcción de uno nuevo, que estará ubicado en Algeciras -y se abrirá en un plazo de dos años- y que responderá a «un nuevo concepto de centro», tal como han pedido, entre otras instituciones, el Defensor del Pueblo. Igualmente, el resto se irá adaptando,

Marlaska aseguró que se harán todas las obras precisas para garantizar que los inmigrantes acogidos en España estén en las mejores condiciones. «Tenemos los mecanismos adecuados para hacer frente a este repunte» y puntualizó que «no tiene nada que ver con otras historias» en referencia a la crisis de los cayucos de unos años.

A su juicio, lo que se veía cuando el PSOE llegó al Gobierno hace dos años era «los barcos llenos de inmigrantes en cubierta y este Gobierno, en poco tiempo, ha puesto las manos en la masa, y en coordinación con Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado ha conseguido acabar con esta situación porque no era atención con humanidad».