Borrar
La diputada de CC Ana Oramas habla con el portavoz del PSOE en el Congreso, el también canario Héctor Gómez. EFE
CC aspira a rentabilizar su posición clave en Madrid para lograr avances para el archipiélago

CC aspira a rentabilizar su posición clave en Madrid para lograr avances para el archipiélago

El voto de los nacionalistas aumenta de valor en el Congreso tras la fragmentación del bloque de investidura

Domingo, 6 de febrero 2022, 09:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La rocambolesca votación que el pasado jueves permitió convalidar de carambola por un solo voto -y por error- la reforma laboral en el Congreso vino a evidenciar que nada está amarrado en esta legislatura, que la aritmética parlamentaria está lejos de ser una ciencia exacta y que el Gobierno de Sánchez va a tener que esmerarse en hacer encaje de bolillos para seguir sorteando escollos con los proyectos legislativos que aún tiene por delante. El Ejecutivo, que a pesar de estar en minoría ha logrado salir airoso hasta ahora -ahí están las dos leyes de Presupuestos aprobadas con holgura-, va a verse obligado a mirar más allá de los socios que conforman el resquebrajado bloque de investidura en busca de un colchón de apoyo externo que apuntale las votaciones clave ante previsibles nuevos desmarques.

En este escenario incierto el papel de CC gana enteros como potencial muleta del Gobierno en caso de apuro. De hecho, ya ha contribuido a evitar una importante derrota de Sánchez incluso sin pretenderlo: sin el apoyo de Ana Oramas la votación de la reforma laboral, trastocada por la deserción de los dos representantes de UPN y la equivocación del diputado del PP, no hubiera salido adelante. Además, la formación nacionalista ya no tendrá un único voto sino dos a partir de junio, cuando el diputado de NC, Pedro Quevedo, ceda su escaño a María Fernández, de CC, número dos de la lista conjunta con la que ambos partidos se presentaron elecciones generales, en cumplimiento del acuerdo que cerraron para repartirse temporalmente el acta parlamentaria.

ESTABILIDAD EN EL AIRE

  • Alianzas El PSOE tendrá que mirar más allá de sus socios de investidura para sumar votos en caso de futuros desmarques.

  • Disposición CC se propone situarse en un espacio de centralidad desde el que dar un sentido de utilidad a su voto.

  • Geometría En un escenario muy inestable los nacionalistas suben enteros como potencial apoyo para inclinar la balanza.

  • Incertidumbre La relevancia del voto de CC va a depender de la capacidad del bloque de investidura para recomponerse.

Dos votos pueden llegar a ser determinantes para inclinar la balanza y CC se prepara para no dejar escapar la oportunidad de hacerlos valer si Sánchez los necesita, y tratar de obtener la máxima rentabilidad arrancando al Gobierno compromisos con Canarias a cambio de su apoyo. Para ello los nacionalistas se proponen situarse en un espacio de centralidad desde el que dar un sentido de utilidad a su voto y reivindicarse como una formación capaz de hablar con unos y con otros para contribuir a los intereses de las islas pese a no gobernar en la comunidad autónoma. Advierten en todo caso que los posibles acuerdos pasan por avanzar en el cumplimiento de los puntos de la agenda canaria que la formación puso sobre la mesa durante la negociación de los Presupuestos estatales de 2022, en la única y fallida reunión que mantuvieron con el ministro de la Presidencia, Féliz Bolaños, a la que el Gobierno nunca dio respuesta.

La relevancia del voto de CC dependerá en todo caso de la errática geometría variable y de la capacidad del bloque de investidura para reagruparse y recuperar tono muscular. El Gobierno y sus socios se afanan en asegurar que la ruptura escenificada en la votación de la reforma laboral es una situación puntual y que la estabilidad de la legislatura no está en riesgo.

Pero aunque la lógica política dicta que Sánchez y sus aliados se necesitan mutuamente y están obligados a entenderse, el goteo de procesos electorales que ahora se abre hasta las generales y las heridas internas abiertas en el Gobierno de coalición por el baldío intento del PSOE de articular una mayoría alternativa apoyada en Ciudadanos para salvar los muebles no vaticinan un camino de rosas. El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, lo explicaba de manera gráfica al comparar la mayoría progresista con un jarrón chino, que una vez roto pueden recomponerse las piezas «pero es difícil recuperar la confianza».

u

u

u

u

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios