Apuntes canarios de Felipe González

09/07/2019

El archivo personal del Gobierno está salpicado de referencias a Canarias. Antes de llegar a la Moncloa el dirigente socialista ya alertaba del nacimiento de una formación nacionalista bien financiada y apoyada por empresarios.

Cuando era secretario general del PSOE y líder de la oposición, poco antes de convertirse en presidente del Gobierno tras arrasar en las elecciones de octubre de 1982 con el 48% de los votos y 202 diputados, Felipe González apuntó en un cuaderno de notas sus impresiones sobre la situación política Canarias. Se preparaba para llegar a la Moncloa y quería tener claras en su cabeza las particularidades de cada territorio.

En sus esquemáticas anotaciones manuscritas el dirigente socialista destacaba ya el nacimiento del Partido Nacionalista Canario (PNC) -germen de la actual CC- que por aquel entonces había celebrado su congreso constituyente, como «un proyecto serio de alternativa» con posibilidades de tener una larga trayectoria. «Bien preparados. Bien financiados. Apoyos empresariales. Apoyos sindicatos amarillos», apuntó el que meses más tarde se convertiría en el primer presidente socialista de la democracia, para concluir a renglón seguido: «Posición de Canarias muy grave para el futuro».

El archivo de la Fundación Felipe González, que esta misma semana se va a ampliar con la publicación de las cartas que el histórico líder del PSOE intercambió con otros dirigentes internacionales y con los ciudadanos durante los años en los que estuvo al frente del país, permite acceder a un riquísimo material inédito salpicado de apuntes sobre las islas y su singularidad.

En el cuaderno previo a su llegada a la Moncloa, que alcanza hasta mayo de 1982, está también la lista de responsabilidades que González atribuyó en la dirección del partido al socialista canario Jerónimo Saavedra, al que once años más tarde sentaría en el Consejo de Ministros como titular de Administraciones Públicas primero y después de Educación. Entre las tareas que le encomendó estaba en primer lugar «coordinación entre la Comisión Ejecutiva Federal y los compañeros de las ejecutivas regionales», aunque también lo incluyó en el programa de trabajo de preparación de la Conferencia de Organización y el control del «absentismo de los parlamentarios».

Ya como presidente del Gobierno y aspirante a renovar por una cuarta legislatura que iba a ser la última, en las anotaciones correspondientes al año 1993 González incluye los apuntes que tomó a vuelapluma de la intervención del portavoz de CC en el Congreso, Lorenzo Olarte, en el debate de investidura que tuvo lugar el 13 de marzo de ese año, y algunas notas para su respuesta. «Críticas a los partidos estatales. Imagen de Canarias: Arcadia feliz. Imagen real: droga, paro» señala al lado de algunos datos del momento. «El voto será negativo», añade, en referencia a la posición adoptada en la investidura por el grupo parlamentario de CC, que entonces tenía cuatro diputados en el Congreso.

Entre las razones de la difícil situación en la que se encontraba el archipiélago, González escribe «Menor crecimiento económico. Menor PIB por habitante», y de todas las reivindicaciones que le plantea el portavoz de los nacionalistas canarios destaca enmarcándola en un recuadro la reforma del Estatuto de Autonomía, aunque puntualiza que «no dicen en qué». En el último párrafo de las notas sobre la intervención de Olarte, el líder del PSOE escribió: «Respeto recíproco. Carreteras = despropósito».