Antona: «Canarias está en el centro de la agenda política nacional»

El presidente del Partido Popular en Canarias, Asier Antona, ejerce desde este viernes de anfitrión en la Escuela de Invierno de su organización política, que se celebra en Tenerife y que contará con la presencia de Mariano Rajoy y la plana mayor del PP nacional. Antona destaca la sintonía con Rajoy.

Francisco Suárez Álamo
FRANCISCO SUÁREZ ÁLAMO

—Llega hoy Mariano Rajoy para la Escuela de Invierno. ¿Estamos ante una escenificación algo tardía de que Asier Antona sí es quien tiene el apoyo del PP nacional?

—Creo que tardía, no. Siempre la dirección nacional del partido ha mostrado el apoyo al partido en Canarias y a mi persona. Si uno tira de hemeroteca y ve las declaraciones del presidente Rajoy, de la secretaria general o del coordinador autonómico, siempre han manifestado ese apoyo. Nunca antes ha habido una relación tan fluida entre la dirección nacional y el Partido Popular de Canarias. ¿Por qué? Pues porque Canarias está en el centro de la agenda política a nivel nacional, y fruto de eso hay una permanente comunicación. No solo con la dirección nacional y el Gobierno de España, sino también con el Gobierno canario como interlocutores para todo lo que conocemos como la agenda canaria.

—¿Pero Canarias está en el centro de la agenda nacional, como usted dice, es porque hay sensibilidad en Madrid con los asuntos canarios o es por los votos 175 y 176?

—Siempre ha habido sensibilidad con Canarias. Un asunto como los fondos del ITE se aprobó sin necesidad de los votos 175 y 176, y lo mismo se puede decir de los aspectos fiscales del REF. Además, para que haya esos votos 175 y 176, tiene que haber previamente 174 diputados que apoyen los presupuestos. Presupuestos que son, no lo olvidemos, los mejores en la historia de la Comunidad Autónoma de Canarias.

—¿Quién es el interlocutor en Moncloa de los asuntos canarios: Asier Antona o Fernando Clavijo?

—Este no es un tema de protagonismo. Aquí hay muchos interlocutores con el Gobierno de España y con Génova. La interlocución no es propiedad de nadie. Hay diálogo continuo, cosa que yo valoro, porque la situación anterior de confrontación no era buena para Canarias. Que se haya recuperado la cordialidad y el respeto institucional siempre es bueno. Ahora bien, el PP canario es también interlocutor y lo mismo se puede decir de los diputados y senadores canarios. Insisto: la interlocución no es propiedad de nadie.

—Pero en los últimos meses el Gobierno canario se ha quejado de que usted estaba entorpeciendo o contaminando ese diálogo, por ejemplo con Fomento en relación con el convenio de carreteras.

—Pues mire: eso es radicalmente falso. Lo que pasa es que CC no está acostumbrada a que alguien hable de tú a tú sobre los asuntos de falta de eficacia en la gestión. A CC le pone muy nerviosa que haya otros interlocutores con el Gobierno de España y con el PP a nivel nacional. Pero el monopolio de esa interlocución no la tiene en exclusiva CC. Lo que no va a permitir el PP es que en esa caída libre en que está CC, tire del brazo de toda la sociedad, de todos los canarios. El PP va a actuar con responsabilidad y nunca va a dejar caer a la sociedad canaria, por mucho que CC y el Gobierno canario estén desgastados, después de 30 años de Coalición en el poder.

—¿Estamos ante una ola recentralizadora impulsada desde el PP? ¿Es esta Escuela de Invierno del PP que empieza hoy un foro para repensar también el modelo autonómico?

—Creo que no. Entiendo que el modelo autonómico es bueno pero evidentemente tiene que estar en permanente actualización y revisión ante los retos que van surgiendo. El Estado autonómico fue fruto del consenso, de la conciliación y de la Constitución, y ahora tenemos un reto independentista en Cataluña, y lo que se ha puesto de manifiesto es que el Estado de Derecho ha funcionado, porque nadie puede estar por encima de la ley ni buscar atajos para incumplir la legislación. Y mucho menos un Gobierno o un presidente de un territorio. Está ahí también el reto sobre el nuevo modelo de financiación autonómica, que el Gobierno tiene voluntad de que se produzca en el marco para ello, que es el Consejo de Política Fiscal y Financiera, pero ello obliga a contar con el Partido Socialista, que es el principal partido de la oposición. ¿Por qué? Porque es quien gobierna en media docena de comunidades autónomas. El Gobierno de España y el PP están dispuestos a llegar a un consenso y va a poner sobre la mesa un nuevo modelo de financiación.

—Siguiendo en clave nacional pero también regional: ¿a Asier Antona le genera pesadillas Ciudadanos y lo que apuntan los sondeos?

—A Asier Antona lo que le genera pesadillas son los ciudadanos que desesperan en una lista de espera sanitaria, que están bajo el umbral de la pobreza en Canarias, que están esperando resolver sus expedientes en materia de dependencia... Lo demás es fruto de la política y de las encuestas, algo a lo que le doy un valor relativo.

—Dentro de poco se celebrará el debate del estado de la nacionalidad. Ahí el PP subirá al estrado ¿como un partido de oposición, como el aliado preferente de CC o como un partido en la sala de espera ante un pacto con CC en 2019?

—Nosotros somos la alternativa a este Gobierno de Canarias, a un modelo caduco de 30 años de CC que tiene los resultados que estamos viendo. Lo que no puede ser es que la recuperación económica o las cifras de récord del turismo no se trasladen a una mejora de las condiciones de vida de los canarios. El PP va a ser crítico. Que nadie espere un PP dócil o sumiso ante las injusticias sociales que hay en Canarias. El PP ha actuado con responsabilidad aprobando los presupuestos canarios, porque entendemos que son importantes para Canarias y porque entendemos que en buena medida son fruto de unos presupuestos estatales que son muy positivos para Canarias. Hemos actuado con responsabilidad por ejemplo en la Ley del Suelo, porque entendemos que hay que racionalizar y simplificar toda la tramitación en materia territorial. Haremos lo mismo en todas las materias pero que nadie espere un cheque en blanco para los asuntos que son sangrantes y que son responsabilidad de un Gobierno ineficaz, que ha dado la espalda a la realidad social, y un Gobierno más preocupado de sus encajes territoriales que de la calidad de vida de los canarios.

—Y desde la bancada del PP ¿dónde ven a fecha de hoy al PSOE canario? ¿Aliado de CC, oposición o también en la sala de espera?

—Creo que ha sido el partido flotador del Gobierno de Canarias en algunas cuestiones. Lo veo como un partido sin una clara línea estratégica en el ámbito autonómico, sin autonomía para mantener un discurso coherente. Dicho eso, soy muy respetuoso con las decisiones del resto de partidos. Me gustaría contar con un Partido Socialista coherente que fuera alternativa de gobierno en Canarias.

—PP, PSOE, Podemos y Nueva Canarias llegaron a un acuerdo sobre la reforma electoral. ¿Por qué tanta paciencia esperando por CC? ¿Por qué no se ejecuta una mayoría parlamentaria tan clara?

—Porque creo que es bueno que en un asunto tan trascendental haya el consenso de todas las fuerzas políticas. Tenemos que hacer un último esfuerzo para que todos estemos en la foto. La reforma electoral no puede ser de unas fuerzas políticas frente a otras o de unas islas frente a otras. Es un tema que toca también el ámbito de las emociones y eso creo que hay que hilarlo fino y que no suponga un capítulo más de enfrentamiento.