Entrevista

Anselmo Pestana: «Lo urgente en inmigración es trabajar con los países de origen»

21/02/2020

El primer delegado del Gobierno en Canarias procedente de una isla no capitalina llega a la Plaza de la Feria con el reto de abordar la inmigración, un fenómeno para el que reclama más recursos en las islas pero también más cooperación internacional. En esta tarea, considera fundamental el papel que juegue Europa y plantea recuperar los cupos para regular los flujos y que los inmigrantes no se jueguen la vida.

— Dijo en su toma de posesión que su principal reto será la inmigración. Esta semana han continuado las devoluciones a Mauritania de malienses y van más de 100 este año. ¿No se va a replantear esta línea de actuación?

— Lo que está haciendo el Gobierno de España es cumplir la ley y los acuerdos firmados con países vecinos para que se produzcan estas repatriaciones. Respecto a los ciudadanos de Mali, a muchos se les ha reconocido el asilo. Eso depende de las circunstancias del expediente que se tramita y los elementos probatorios que hacen que pueda tener la protección de nuestro país.

— Se cumple la «estricta legalidad» como dijo el ministro Marlaska...

— Nacional e internacional

— Pero quedan en entredicho las instrucciones de la ONU o el respeto a los derechos humanos

— Vuelvo a decir que hay ciudadanos de Mali a los que se les ha reconocido la condición de asilados en nuestro país. Eso significa que se tramitan los expedientes y cuando se demuestra que están en situación de vulnerabilidad se les protege.

— Pero reconoce el Estado español que vía Mauritania vuelven a Mali

— Han salido de Mauritania o han transitado por este país y los acoge, tal como apunta el acuerdo firmado. La clave es que se tramitan los expedientes de asilo y se le concede a quien tiene derecho, porque la condición de asilado es individual, no a un colectivo. La mayoría viene por temas económicos y hay que hacer los filtros correspondientes.

— En cualquier caso, y atendiendo a la situación de Mali, esa línea de legalidad que ustedes trazan es muy fina.

— De todas maneras, cuando escuchamos a las ONG, no quieren ningún tipo de repatriación, sino que se queden en Europa, cualquiera que sea el motivo por el que han llegado, y nosotros tenemos un marco normativo que cumplir.

— La visita del ministro del Interior se planteó como un encuentro del que iban a salir propuestas concretas para coordinar la atención a los inmigrantes en las islas y se habló mucho de cooperación con los países emisores, pero el resto quedó en abstracto.

— Hace unos años vivimos una situación más dramática que la que actual y se buscaron soluciones en origen. El mayor drama que pueda ocurrir con la inmigración es que estas personas puedan morir en el mar intentando llegar a Europa. A mí me parece acertada esa política de trabajar con los países de origen.

— Pero hubo pocas respuestas concretas para la atención aquí

— Tiene que haber respuesta en todos los ámbitos. A esa reunión en las islas vino también la secretaria de Estado de Migraciones y se planteó la apertura de nuevas convocatorias de ayudas a ONG para atender inmigrantes. La visita del ministro y de la secretaria de Estado hace que también el Gobierno de España conozca de primera mano lo que está pasando en Canarias y ayude a que la situación vaya evolucionando y se tomen decisiones. Hubo contraste de opiniones con las autoridades autonómicas y locales porque estamos en una situación compleja, ya que pasamos practicamente de no tener inmigrantes por vía marítima a un flujo importante.

— ¿No cree que se reaccionó tarde y lo que se está haciendo es poner parches? ¿Que el Gobierno central se quedó con la cifra media de bajada de inmigrantes a nivel nacional porque se cerró el Mediterráneo y no previó la apertura de la vía canaria?

— ¿Y cuál es la alternativa? ¿Tener establecimientos ociosos porque no llegan inmigrantes? Hay que tener un mínimo, pero no podemos tener infraestructuras preparadas, con medios, personal, etc. si no llegan. Reaccionas cuando se producen.

— Pero hay medidas como sentarse con los ayuntamientos para ver cuántas plazas o centros pueden estar disponibles y no ir cerrando acuerdos de uno en uno, por ejemplo.

— La delegación del Gobierno ha tenido relaciones con las administraciones locales y ha habido respuesta de un 25% de los ayuntamientos. También los cabildos se han implicado. Es cuestión de tener más recursos, también del Estado, y así ha sido transmitido por todas las autoridades del archipiélago al Estado.

— ¿Canarias tendrá más recursos?

— Debe haber más recursos y así lo han reconocido tanto el presidente del Gobierno de Canarias como del Estado aunque es un trabajo complejo, porque también hay que ver la evolución del fenómeno migratorio en los próximos meses, que también depende de condicionantes como la situación del mar.

— No parece razonable que no haya unos medios mínimos y, por ejemplo, el Ejército en Fuerteventura monte un día una tienda de campaña, luego literas en otras instalaciones...

— Tampoco es lógico lo que ha ocurrido, de tener 70 plazas a acoger a cerca de 2.000 adultos y 600 menas. Es un trabajo que debemos hacer entre todos y buscar la cooperación entre las distintas administraciones. Hay municipios, de todas las fuerzas políticas, que han puestos sus medios a disposición.

— ¿Qué es lo más urgente?

— Como ocurrió entre 2006 y 2008, poner en marcha políticas activas potentes economicamente y las relaciones con los países de origen. De esta forma se ayuda a la educación, la formación profesional, a consolidar esos estados emisores y a tener mejores sociedades en esos países y contribuyan a su propio desarrollo. Para ellos también es una desgracia que todos esos jóvenes, su gente más valiente, se vaya, porque pierden capacidades como país. Ahí Europa debe decidir muchísimo. Mejores sociedades allí significa menos inmigración irregular. Y después, canalizar a través de cupos, como ya se hizo, y que llegue a Europa la inmigración regulada, porque necesita inmigración.

Anselmo Pestana: «Lo urgente en inmigración es trabajar con los países de origen»

— ¿Se ha planteado la derivación a otras comunidades o a Europa?

— Lo iremos viendo, pero creo más en las políticas activas por parte de Europa en lugares de origen, porque eso hará que se pare el fenómeno migratorio. De momento, nos toca acogerlos a nosotros en Canarias pero, tal como ocurrió antes, también hubo solidaridad de otros territorios cuando se desbordó la capacidad que teníamos aquí.

— ¿Conoce ya Barranco Seco? ¿Comparte las críticas del juez de control?

— No he estado, aunque he podido leer el auto e intentaremos mejorarlo y atender sus peticiones porque es obligado. Pero también hay que concretar los datos porque, por ejemplo, en el caso de la asistencia jurídica no se corresponde con las peticiones de asilo. ¿Si no hay asistencia, quien las formula?

— Hizo usted hincapié en su discurso en la labor de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. A sus reivindicaciones de más plantilla y medios, se suma la crítica de la Policía Nacional relativa a que la atención a la inmigración les hace desatender otros servicios y se ven desbordados.

— Las plantillas que mermaron en la época de crisis con el PP y ahora se están recuperando. Tenemos un porcentaje de ocupación razonable de las plazas, por encima de la media nacional. Y una buena noticia es que cada vez hay más canarios que se incorporan a estas labores profesionales, lo que nos permite cubrir plazas con gente que quiere volver a su tierra. Espero que el catálogo se mejore y se vayan cubriendo las plantillas, porque si hay un catálogo, es que ese es el número que se precisa para funcionar bien. Ahora hay una tasa de reposición del 115% y se irán mejorando. Espero que lleguen más medios.

— En este momento hay Gobierno socialista en Canarias y en Madrid y ministra canaria de Política Territorial. ¿Se dan las mejores condiciones para avanzar en la agenda canaria y en la transferencia de competencias?

— Hay un compromiso con Canarias y eso se tiene que plasmar en la política presupuestaria a pesar de las dificultades, porque estamos saliendo de una crisis y sometidos a criterios de estabilidad de la UE. Veremos como se puede desplegar las medidas que, en muchos casos, están en el REF. En cuanto a las transferencias, debe ser factible porque lo recoge el Estatuto. Nadie dice que sea fácil, pero Canarias debe ejercer sus competencias.

— El delegado del Gobierno es palmero, el secretario de Organización del PSOE también, hay una consejera palmera. Nunca ha habido tanta presencia de La Palma y eso que hace apenas cinco años estaba usted expulsado del partido.

— Tuve un problema de disciplina y se solucionó. Ese asunto ayudó tanto en el ámbito autonómico como federal a que se eliminara la obligatoriedad de los pactos en cascada. La disciplina está bien, pero era injusto aplicarla en un marco estricto.

— ¿Se va a notar que es de una isla no capitalina?

— Por tendencia natural y conocimiento de esa realidad, hay una sensibilidad mayor. Así se construye Canarias.