El presidente de NCs, Román Rodríguez, y la titular de ALE, Lorena López de Lacalle. / Cober

La ALE afirma que la Unión Europea debe hacer más política común

La Alianza Libre Europea, en la que se integra Nueva Canarias, celebra esta semana su asamblea general en Gran Canaria

B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria.

La Alianza Libre Europea (ALE) celebra su asamblea general esta semana en Gran Canaria y su presidenta, Lorena López de Lacalle, aboga por que la Unión Europa (UE) empiece a establecer políticas comunes más allá de las que adopta en la actualidad y superar el «estatalismo».

López de Lacalle presentó este encuentro acompañada del presidente de Nueva Canarias -uno de los partido integrados en la Alianza-, Román Rodríguez, quien saludó la celebración de esta asamblea en Gran Canaria para que los participantes «palpen» lo que significa Canarias.

El archipiélago es uno de los territorios con más vínculos con la UE por su condición de ultraperiférica y como tal, una comunidad con un estatus diferenciado y la comunidad española que más participa de los fondos comunitarios.

Sáhara

Uno de los asuntos de debate tendrá como eje la situación del Sáhara y la «inacción perversa y contraria a derecho internacional» del Gobierno de España, según la presidente de ALE. Agregó que el Sáhara «ha ganado batallas en Europa» pero siempre desde el punto de vista económico, por lo que defiende que la UE entre «más en política» como ha hecho en Ucrania.

A este respecto, Román Rodríguez recordó que el Parlamento de Canarias votó en contra, con la abstención del PSOE, del viraje del Gobierno español, tal como ocurrió en el Congreso, lo que «pone en evidencia que no es solo un asunto de quienes están comprometidos con la legalidad internacional, los derechos del pueblo saharaui o los derechos humanos, sino de una amplia mayoría».

Apuntó que el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, vendrá este mes a Canarias a explicar la situación que calificó de «poco razonable».

Paz y solidaridad

Ayer, que coincidió la presentación con el Día de Europa, De Lacalle abogó por volver a los valores fundamentales de la UE: solidaridad entre los estados miembros y la «ansia» de paz, indicó en el 75 día de la guerra de Ucrania, que «nunca debió haberse producido».

A su juicio, «estamos en un momento político difícil y convulso», pero se mostró optimista porque «las crisis se deben aprovechar para mejorar». Aunque Europa está en situación de debilidad por su situación de dependencia energética y alimentaria, entiende que también en este sentido la solución debe venir de una actuación «coordinada».

Esta reacción «coordinada y contundente» debe producirse también en inmigración. A su juicio, una de las dificultades para ello es que la política en la UE «sigue estando estatalizada», una posición que la ALE critica, a la vez que aboga por «una política europea común que trabaje de manera diferente con África».

Fiscalidad

Igualmente, defendió una fiscalidad más armonizada, aunque reconoció que «será una batalla para los regímenes especiales como los de Canarias, País Vasco o Navarra que no queremos perder derechos», aunque considera que si Europa «nos ha reconocido la fiscalidad, nos nos va a vender ahora un boleto rebajado».

Asimismo, la presidenta de la ALE señaló que en un proceso participativo que se acaba de cerrar, y que recoge propuestas de la Alianza, se insta a Europa a un mayor «atrevimiento» como el voto a los 16 años; un Parlamento Europeo con competencias reales o una mejora en las políticas de asilo.

Además, indicó que hay ya varios jefes de estado que están pidiendo una « revisión y reformulación de los tratados europeos».

Descarbonización

Por otro lado, Román Rodríguez se refirió durante la presentación a uno de los asuntos que se van a abordar en la asamblea, el del transporte sostenible, para señalar que la descarbonización es un elemento decisivo en la lucha contra la crisis climática, pero rechazó que se «endosen» sus costes a las regiones ultraperiféricas.

La Unión Europea se ha fijado para 2030 la reducción de las emisiones en un 55% -el Objetivo 55- pero el líder de Nueva Canarias considera que cargar el coste de la descarbonización en el transporte a las regiones ultraperiféricas «haría la vida imposible».

Recordó que Canarias tiene una excepción para el transporte aéreo, que espera que sea «permanente» y confía en que se traslade también al transporte marítimo. Este, dijo, será un debate «muy intenso en el que Canarias «tendrá que pelear».

Agenda de la asamblea

La Alianza Libre Europea (ALE) celebra entre el jueves 12 y el sábado 14 de este mes de mayo su asamblea general en Las Palmas de Gran Canaria donde abordarán asuntos como el cambio «inconcebible» del Gobierno de España sobre el Sáhara o la inmigración.

Además, a propuesta del socio canario de ALE, Nueva Canarias, se debatirá sobre el transporte sostenible, un asunto que, tanto Lorena López de Lacalle como Román Rodríguez, destacaron como de especial importancia en territorios insulares.

Foro de islas

Uno de los objetivos de este encuentro es el lanzamiento de un foro de islas, en el que se integrarán todos los partidos políticos de ALE presentes en islas de Europa. Además de Canarias o Baleares, estarán Frisia, Cerdeña, Córcega o las finlandesas Aland.

Todas las islas, dijo De Lacalle, «tienen la misma problemática pero las actuaciones son diferentes», por lo que uno del os objetivos es « aprovechar las sinergias».

También la inmigración estará en la agenda de los 250 representantes de esta formación que se darán cita esta semana en Gran Canaria. La ALE está integrada por 49 partidos de 19 países y cuenta con 10 diputados en el Parlamento Europeo, de los que diez son españoles.

Aboga por «la descentralización de los estados en mayor o menor grado, la autodeterminación, en algunos casos a favor de la independencia y en otros a favor de mayor autonomía, así como mayor defensa de los derechos lingüísticos o culturales de las idiosincrasias que representamos», afirmó.