Rafael Martínez, junto a Juan Francisco García. / Arcadio Suárez

El adiós de un canario más

El que fuera jefe superior visitó este miércoles CANARIAS7 y firmó en el libro de honor de la empresa editorial

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Rafael Martínez López no da abasto para tanta despedida desde que el pasado viernes se hiciera público que deja la Jefatura Superior de Policía en Canarias para convertirse en el nuevo número tres de ese cuerpo policial en toda España, como jefe de Logística e Innovación.

Le ha tocado despedirse de sus compañeros, de representantes institucionales, de empresarios, del obispo de Canarias y de los muchos amigos de diversa índole que deja en esta tierra que lo recibió hace apenas dos años y de la que se va sintiéndose como uno más. Este miércoles le tocó otra despedida: Rafael Martínez acudió a las instalaciones de Informaciones Canarias SA, empresa editora de CANARIAS7, donde fue recibido por el presidente de la compañía, Juan Francisco García González, y el consejero delegado y director general, Matías García Brugos.

El jefe superior saliente firmó en el libro de honor del periódico. En su dedicatoria, dejó constancia del agradecimiento por la colaboración ofrecida desde el medio, un sentimiento que es mutuo, como subrayó el presidente de Inforcasa.

Rafael Martínez llegó a las islas en un momento especialmente delicado, tanto desde el punto de vista de la seguridad como del contexto político y social. Fue en plena crisis migratoria, con el muelle de Arguineguín atestado de migrantes que llegaban desde las costas africanas. La falta de recintos para la atención a los ocupantes de las pateras derivó en un conflicto de calado nacional que finalmente se resolvió cuando e l Ministerio de Defensa comenzó a ceder instalaciones para la atención y acogida. Ese panorama era todavía más complejo al coincidir con la pandemia, con estrictos protocolos sanitarios por seguridad de los migrantes y también de los agentes que debían garantizar la seguridad.

En ese contexto, Rafael Martínez tiró de oficio para ir buscando soluciones y fue ahí donde se comenzó a ganar rápidamente el reconocimiento de la sociedad canaria. Le ayudó su amplia experiencia en materia migratoria por los años de servicio en varios países del Magreb.

Todo eso quedó en evidencia el pasado viernes en el acto celebrado en ExpoMeloneras con motivo del Día de la Policía. Allí recibió el aplauso no solo de sus compañeros de la Policía Nacional, sino también de una importante representación de la sociedad canaria.

Si se cumplen los protocolos habituales en la Policía Nacional, en un plazo aproximado de dos semanas se conocerá el nombre de quien le sustituye en el cargo. Rafael Martínez ya se ha comprometido a ofrecer la máxima colaboración al nuevo jefe superior de Policía de Canarias, a quien deja un destino seguro y una plantilla entregada a la labor de servicio público.

Su adiós, por tanto, será más bien un hasta luego pues, como confesó , lleva a Canarias en el corazón y se dejará ver por las islas.

Ahora es en la sede central de la Policía Nacional, en Canillas (Madrid), donde impartirá el oficio que le caracteriza.