Recomendación

Un verano de pasión en ‘Call Me By Your Name’

05/02/2018

En Canarias, cuando el termómetro baja de los 17 grados, nos ponemos temblones cual perros chicos. Si la grisura se le atraganta y desea sentir el sol acariciando su piel, tiene varias opciones. Huir al sur al encuentro las excelencias de nuestro imprevisible microclima o acudir al cine a disfrutar de un verano idílico en algún lugar del norte de Italia a través de la película Call Me By Your Name, del cineasta Luca Guadagnino (Soy el amor, A Bigger Splash).

La película se desarrolla en una villa italiana situada en plena naturaleza. Allí, un profesor de Arqueología italoestadounidense pasa el verano con su familia e invita a un joven estudiante a pasar el estío junto a ellos en calidad de ayudante. Su hijo de 17 años Elio Perlman (Timothée Chamalet) quedará fascinado por el monumental y carismático becario Oliver (Armie Hammer).

Entre paseos en bici, plácidas siestas, comidas al aire libre, baños en el río y bailes en el pueblo, con la maravillosa música de Sufjan Stevens de fondo, la tensión crecerá entre ellos y el deseo se apoderará de la situación poco a poco hasta reventar de forma irremediable. Y es que pocas cosas hay tan apetecibles como probar la fruta prohibida, sobre todo en este marco filmado con profusión y belleza durante dos horas y diez minutos.

El filme convierte un idilio veraniego y efímero en una reivindicación del espíritu kamikaze de la adolescencia, de la capacidad para entregarnos al placer y al dolor del amor sin ningún tipo de precaución, como cuando apenas intuíamos que tocar el fuego era peligroso.

Más datos.

Título: Call Me By Your Name

Director: Luca Guadagnino

Guion: James Ivory, Luca Guadagnino

Reparto. Timothée Chalamet, Armie Hammer, Michael Stuhlbarg.