‘La agonía del Eros’

Para Byung-Chul Han, hoy el amor significa necesidad, satisfacción y placer, que quedan cubiertos por un objeto que puede consumirse

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA

«Sólo seremos nosotros mismos si somos capaces de ser otro», escribe Octavio Paz en su obra autobiográfica Itinerario. Este es el rumbo que parece haber perdido una sociedad narcisista que deja poco espacio al amor entendido como un ejercicio de conocimiento del otro; una práctica incómoda que escapa al utilitarismo, la positividad y la inmediatez propias del neocapitalismo.

Estas son algunas de las conclusiones de La agonía del Eros, un ensayo del filósofo coreano afincado en Alemania, Byung-Chul Han.

En el libro, el pensador afirma que el capitalismo elimina la alteridad para someterlo todo al consumo, por lo que se intensifica lo pornográfico como principal vía para desarrollar la sexualidad.

Esta falta de interés por el otro, para evitar el conflicto y la negatividad, se refleja en la política, que deja de estar guiada por el «deseo común de otra forma de vida».

Además, el filósofo señala que el narcisismo, en lugar de fomentar el amor propio del sujeto por contraposición al otro, diluye el límite entre él y el prójimo. «Al narcisista, el mundo se le presenta como proyecciones de sí mismo», apunta el autor que dibuja la sociedad como «un infierno de lo igual» donde todos huyen de la arriesgada dialéctica del «desastre» que supone amar. Para Han, hoy el amor significa necesidad, satisfacción y placer, que quedan cubiertos por un objeto que puede consumirse sin complicaciones. En definitiva, esta actitud nos despersonaliza para convertirnos en proveedores de servicios.

Dicen que la verdad duele. Quizá por ello este breve ensayo escuece tanto.

Más información.

Título: La agonía del Eros

Autor. Byung-Chul Han

Año: 2014

Editorial: Herder

Páginas: 80

Precio: 12 euros