5 destinos europeos para vivir el verdadero Halloween

Ya nadie duda que Halloween se ha convertido en una celebración mundial y en una oportunidad para inspirar a los fanáticos de las leyendas e historias de miedo y a quienes buscan una excusa para viajar. También es una ocasión para descubrir nuevas tradiciones con amigos o para una escapada en familia. Por eso, la cadena de alojamientos asequibles a&o ha seleccionado algunos de los destinos europeos más emocionantes para pasar la “noche de brujas”.

CANARIAS7 / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Venecia, Italia: La Casa que “mata”

No todo es romance en la ciudad de los canales y las góndolas. Esta urbe, detenida en el tiempo, también tiene una cara espeluznante, un pasado turbulento, muchos escondrijos sombríos y leyendas sobre monstruos marinos. En Venecia podrás vivir un Halloween sofisticado, entre máscaras venecianas y fiestas de disfraces, inspiradas en su mágica arquitectura y sus canales. Uno de esos rincones terroríficos es el palacio Ca’ Dario, conocido también como “la casa que mata”, un palacio lleno de leyendas e historias terribles; y es que sus sucesivos dueños han muerto en extrañas circunstancias. En 1908 Claude Monet utilizó Ca’ Dario como escenario para una serie de cuadros impresionistas, todos desde la misma perspectiva, pero con diferentes condiciones de luz.

Praga, República Checa

Praga, la ciudad de los cuentos de hadas, también tiene leyendas tenebrosas impresas en sus calles medievales, que en ocasiones asustan hasta a los más valientes. Por la noche explora los monumentos y lugares de interés de la capital checa, aunque no es necesario disfrazarse. Sumérgete en el aire misterioso de Praga recorriendo lugares como el cementerio judío o el Museo de la Tortura, para terminar, de madrugada, en el Puente de Carlos. Los aficionados al necroturismo pueden agregar el Osario de Sedlec al recorrido, una capilla que forma parte de la Iglesia del Cementerio de Todos los Santos en Kutna Hora.

Copenhague, Dinamarca

¿Te gustan los parques de atracciones? Si la respuesta es que te encantan, Copenhague es perfecta para ti. Las atracciones del Tívoli, el parque temático más antiguo del mundo, pueden ser el escenario perfecto para una película de terror. Y si quieres disfrutar de la ciudad en familia, el desfile Pimpink Band es el plan perfecto. Si prefieres dejarte llevar por tu lado más esotérico, visita la Torre Redonda, el observatorio astronómico más antiguo Europa, aún está activo, en el que, según cuenta la leyenda, el mago Cyprianus escribió un libro con instrucciones precisas sobre cómo practicar exorcismos y preparar fórmulas mágicas. Y antes de retirarse a descansar, puedes hacer una parada en alguno de los numerosos bares que se unen a las celebraciones de Halloween.

Berlín, Alemania

En Alemania, la celebración del día de brujas coincide con el Día de la Reforma, una festividad religiosa que conmemora la reforma luterana, que se mezcla con elementos también vinculados a la fe y a las supersticiones. Si vienes a Berlín en Halloween puedes zarpar en un barco fantasma que recorre el río Spree, una oportunidad para lucir tu mejor disfraz. La ciudad reserva sus mejores planes para el 1 de noviembre, un día repleto de actividades en una agenda terrorífica con fiestas, sesiones de dj y mucho más que te mantendrán despierto hasta que decidas recobrar fuerzas.

Ámsterdam, Países Bajos

La capital holandesa alarga las celebraciones de Halloween durante varios días, así que Ámsterdam es un destino perfecto para los más entusiastas. El Amsterdam Halloween Festival dura casi una semana, así que la maleta debe ir repleta de disfraces que puedas lucir en las múltiples actividades que te esperan, como talleres de maquillaje terrorífico, pasacalles o recorridos en patines, entre otras. Si prefieres refugiarte en el cine, podrás disfrutar de maratones de películas de terror clásicas, historias de zombies o filmes más modernos.