Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 2 de marzo
Ewan McGregor, en 'Doctor Sueño', y Jack Nicholson, en 'El resplandor'.
Stephen King se saca la espina

Stephen King se saca la espina

Mike Flanagan dirige la adaptación de 'Doctor Sueño', la continuación de 'El resplandor' | El escritor de Maine siempre criticó la película de Stanley Kubrick, una de las mejores cintas de terror según la crítica

Iker Cortés

Madrid

Viernes, 1 de noviembre 2019

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Mike Flanagan (Salem, Massachusetts, 1978) es el responsable de una de las adaptaciones cinematográficas más interesantes de Stephen King. Y eso que 'El juego de Gerald' (2017), una película de bajo presupuesto y rodada prácticamente en un solo escenario y con dos actores, irrumpió en escena sin hacer apenas ruido. La cinta trasladaba un relato menor del maestro del horror. Un libro que seguía los pasos de un matrimonio que, con afán de recuperar la chispa sexual, accedía a pasar un fin de semana en una chalé alejado de la civilización. Él la esposaba a la cama, un punto de partida de lo más trivial si no fuera porque minutos después un infarto acababa con su vida y la película se convertía en una historia de supervivencia pura y dura.

Por eso que haya sido el cineasta de Massachusetts, responsable también de la serie 'La maldición de Hill House', quien se ha ocupado de la adaptación de 'Doctor Sueño', la continuación de una de las novelas más queridas del escritor de Maine, es toda una declaración de intenciones. Porque sí, la película protagonizada por Ewan McGregor, ya en la cartelera, es una suerte de secuela de 'El resplandor', en la que el actor da vida a Danny, el pequeño que décadas antes recorría los interminables pasillos del hotel Overlook a lomos de su triciclo.

Aquel niño, con poderes paranormales, sobrevivió al infierno que su padre, Jack Torrance, desató en el establecimiento hotelero. Pero la adicción al alcohol indica que aún no ha superado todo lo que aconteció en aquel entorno al que su progenitor les llevó para tratar de desbloquear su novela y, de paso, sacarse unos ahorros manteniendo el majestuoso edificio durante el crudo invierno.

Ya avisó Flanagan de que 'Doctor Sueño' tendería puentes con la adaptación que Stanley Kubrick hizo de 'El resplandor' en 1980. Tal y como reveló a 'Entertainment Weekly': «La gran conversación que tuvimos con King es si podíamos hacer una buena adaptación de la novela manteniendo el universo que Kubrick había creado. Le expliqué que quería adaptar su novela, pero introduciendo partes del hotel Overlook de Kubrick. Y nuestras propuestas fueron sorprendentemente bien recibidas».

Danny, recorriendo los pasillos del hotel Overlook, en 'Doctor Sueño'.
Danny, recorriendo los pasillos del hotel Overlook, en 'Doctor Sueño'.

Y resulta curioso que el escritor de Maine haya dado carta blanca al cineasta porque siempre renegó del trabajo que hizo Kubrick, algo sorprendente teniendo en cuenta que la crítica ha colocado la cinta del director detrás de 'Senderos de gloria' o 'La naranja mecánica' como una de las mejores películas de terror de la historia.

Lo cierto es que el filme dejó algunos de los momentos más icónicos del género. Difícil es olvidar el rostro de un Jack Nicholson enfurecido, con los ojos desencajados y la sonrisa desquiciada, asomado al boquete astillado a hachazos de la puerta o las mellizas al final del pasillo o la sangre brotando a borbotones del ascensor...

Así que, ¿por qué al escritor nunca le gustó el trabajo de Kubrick? Lo primero que hay que tener en cuenta es que la novela de Stephen King, publicada en 1977, es una de sus obras más personales. Aquella obra hablaba, de alguna manera, de cómo sus adicciones al alcohol y a las drogas habían afectado a la relación con su esposa y sus hijos. De ahí que King, a menudo afable con sus adaptaciones, cargara las tintas contra un filme que eliminaba pasajes enteros de la historia y cuyo final es radicalmente distinto al de la novela. «El libro es caliente y la película es fría. El libro acaba en fuego y la película en hielo. En el libro, hay un verdadero arco argumental cuando ves a este tipo, Jack Torrance, intentando ser bueno pero decantándose poco a poco hacia la locura», explicaría en una entrevista concedida a la revista 'Rolling Stone' en 2014. «Cuando vi la película, Jack estaba loco desde la primera escena. Era en un pase en el que estaba Nicholson, y yo pensaba: 'Ya conozco a este tío, lo he visto en las cinco películas de motoristas en las que Nicholson ha interpretado el mismo papel'», afirmó entonces.

En una conversación más reciente con el portal estadounidense 'Deadline', el autor de 'It' iba más allá y aseguraba que la cinta de Kubrick era una película «preciosa», pero «como un cadillac grande y bonito que no tiene motor en su interior».

Una miniserie

Tal fue el disgusto del escritor, que en 1997 se realizó una nueva adaptación del clásico, esta vez aprobada por King. Con muchos menos recursos, Mick Garris dirigió una miniserie de tres capítulos protagonizada por Steven Weber y Rebecca de Mornay que se filmó en el hotel Stanley, en Colorado, el lugar que había inspirado la novela al escritor.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios