Rose Byrne, como Sheila, en 'Physical'.

'Physical', un certero retrato de la depresión en los felices ochenta

Rose Byrne protagoniza este fantástico dramedia sobre una ama de casa que acaba montando un emporio de cintas de aerobic en VHS

Iker Cortés
IKER CORTÉS Madrid

Si hay una cosa que 'Physical' sabe hacer bien es ponerte en la piel de su protagonista. A Sheila se le coge fácilmente cariño, a pesar de que el personaje al que da vida Rose Byrnesea antipático y esté siempre mirándose el obligo. Y se le coge cariño porque uno enseguida entiende que Sheila no pasa por su mejor momento. Está deprimida y tiene importantes crisis de ansiedad que solo logra acallar metiéndose miles de calorías en el cuerpo. Lo sabemos porque lo vemos. Cuando deja a su hija en la guardería se va a un restaurante de comida rápida y compra tres hamburguesas con doble de queso. Conduce hasta un motel, pide una habitación y se da el banquete. Después se promete que nunca más. Pero lo sabemos también porque escuchamos todo lo que piensa. Y es que de cara a la galería Sheila es una ama de casa entregada, que dejó un posible futuro brillante académico, para ponerse al servicio de su esposo, Danny ( Rory Scovel), un profesor universitario bocazas y con un ego descomunal. Los sentimientos de Sheila por Danny hace mucho tiempo que no son los que eran, algo que maquilla con evidentes problemas, pero ella sigue llevando el peso de la casa, mientras su esposo está a otras cosas, como ese intento de trío, grotesco y descorazonador, con el que arranca la ficción y que tan maravillosamente presenta a los personajes.

Ambientada en los felices ochenta, en San Diego, Annie Weisman, la creadora de la ficción, habla en 'Physical' de una epoca no tan buena para la mujer, que en la mayor parte de los casos no tenía una verdadera independencia económica y se veía obligada a desvivirse por los suyos. Weisman describe a Sheila y a Danny como dos tipos entrados ya en los cuarenta, que han dejado atrás el idealismo de su juventud en los sesenta, pero que cargan contra los nuevos centros comerciales y ese consumismo cada vez más bronco. El despido en el trabajo de Danny será el motor y punto de partida de la ficción, ya que éste decidirá emprender una carrera política para tratar de frenar a John Breem ( Paul Sparks), un magnate de la zona que se está haciendo de oro con los centros comerciales. Será entonces cuando lleguen los verdaderos problemas: poco a poco Sheila ha ido gastándose los ahorros en las pitanzas y ahora prácticamente no tienen ahorros. En medio de esa travesía por el desierto Sheila descubrirá el aerobic, inicialmente un ratito para ella, en el que disfruta y, sobre todo, deja de pensar. Pronto verá, además, que puede acabar siendo un lucrativo negocio si se combina con las ventas de cintas VHS.

Por el camino, y pese a lo ensimismada que está y lo asocial que es, deberá salir de su caparazón para dejarse ayudar por Greta ( Dierdre Friel), una persona a la que detesta por llevar la vida que quiere y sin complejos, aunque también tenga otras carencias; su profesora de aerobic, Bunny ( Della Seba), y Tyler ( Lou Taylor Pucci), un surfista metido a director de cine que hasta el momento solo ha hecho algo de porno. Con todos ellos chocará al principio, pero se verá obligada a cambiar de estrategia si quiere cambiar un futuro incierto.

Rory Scovel, como Danny.

Como casi todas las producciones de Apple TV+, 'Physical' sorprende con una factura visual excelente. Los tonos apagados dan a la serie una ambientación ochentera certera, sin caer en la exageración. Pero es indudable que el gran logro del título está en los guiones, que se mueven entre la comedia y el drama con una facilidad y una naturalidad asombrosas. Afortunadamente, las interpretaciones son excelentes. Byrne, a quien hemos podido ver en películas como 'Insidious' o 'Malditos vecinos', se consagra con un personaje difícil, lleno de aristas y dobleces, que expresa a la perfección. Y su química, a las malas, con Scovel es tronchante -ese momento en el que él, en paro, le dice que le va a acompañar durante todo el día porque quiere saber qué hace es graciosísimo-. Estructurada en diez capítulos, de media hora de duración, de momento la plataforma ha subido los tres primeros. Habrá que ver si el pulso durante toda la temporada se mantiene, pero es un excelente comienzo.

'Physical' está disponible en Apple TV+, donde se sube un nuevo capítulo cada viernes.

Vídeo. El tráiler de 'Physical'.