https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/pantallas-desktop.png

Imagen de 'Interruptores'. / RC

Crítica de 'Interruptores', un 'Black Mirror' familiar

Ciencia-ficción para todos los públicos de la mano de siete relatos autoconclusivos protagonizados por adolescentes que exploran los peligros del abuso de la tecnología, un tema muy de actualidad

Borja Crespo
BORJA CRESPO

Para toda la familia, así se presenta y así ha de entenderse la simpática 'Interruptores', nueva apuesta ligera de Apple TV+ que viene a ser un 'Black Mirror' descafeinado, protagonizado por adolescentes. De fácil digestión, con una primera temporada que consta de siete entregas de poco más de veinte minutos cada una, su estética recuerda al Club Disney. Sus intenciones se acercan a 'Weird City', aquella serie de Jordan Peele, impulsada sin pena ni gloria por YouTube Premium, que se adaptaba, como la popular creación de Charlie Brooker, al formato de antología, con episodios autoconclusivos, en la línea de 'The Twilight Zone' aka 'En los límites de al realidad' o 'The Outer Limits'. El YouTube Original no fue lanzado en la plataforma adecuada -recordemos que YouTube pretendía hacer sombra a Netflix y compañía, pero acabaron tirando la toalla al no funcionar el contenido de pago-. Sin embargo, su premisa era interesante, acercándose a temas de actualidad bajo el prisma de una ciencia-ficción de andar por casa. Aquí también se incluyen cuestiones de interés contemporáneo en pequeñas dosis, haciendo hincapié en la relación que experimenta el ser humano con el auge de las nuevas tecnologías. Con humor y un tono amable, no faltan las moralejas, el mensaje final, pensando en el público infantil y juvenil, al que parece que hay que darle siempre algún tipo de lección -un tema digno de análisis- cuando se cuenta una historia, sea en en el medio que sea, aunque ésta sea desenfadada.

El recado moral final, disponible en cada capítulo, es una característica inherente a este tipo de formato antológico, como las recopilaciones de pequeños cuentos de terror, ahí está 'El gabinete de curiosidades de Guillermo del Toro'. 'Interruptores' es una serie familiar de ciencia-ficción, no hay cabida para el horror, y transcurre en el mismo pueblo, donde varios personajes se entrecruzan, especialmente en los pasillos y las aulas de una misma institución académica donde los protagonistas se mueven como pez en el agua con los avances tecnológicos. Entendemos que estamos en un futuro probable, a la vuelta de la esquina, donde el mundo no ha cambiado demasiado exteriormente, pero existen curiosos inventos que pretenden, supuestamente, hacernos la vida más fácil.

A través de pequeños detalles visuales somos conscientes, como público, de que lo que acontece en la serie es el mañana, pero las problemáticas que se exponen no difieren en exceso de la actualidad. La intención visionaria es obvia, sin excesos, hasta el punto de que el capítulo más divertido, el cuarto, se limita a fusilar una fórmula que ha dado pie a numerosas películas y sigue funcionando a día de hoy: la idea del clásico intercambio de cuerpos que pone a un adolescente en el físico de un adulto, y viceversa, en esta ocasión un alumno y el director del colegio. Un esquema que ya hemos visto en 'Ponte en mi lugar (Freaky Friday)' y otros títulos en la misma línea como 'Viceversa', 'De tal astilla, tal palo' o la reciente comedia de terror 'Este cuerpo me sienta de muerte'.

'Interruptores', creada por Melody Fox, cuyo lema es «una ciudad, infinitas posibilidades», se ve con agrado, no hay que darle muchas vueltas a su falta de originalidad teniendo en cuenta su objetivo. Empieza con un relato con nanobots que hacen crecer a un niño que quiere mejorar su marca como atleta, con un final abierto, para continuar con otra historia de superación, la de un chico con ganas de comerse el mundo como bailarín. Al chaval le sustituye un androide en las clases de estudiante mientras ensaya como loco los diferentes pasos de danza frente a un espejo que puntúa su esfuerzo. Una niña pretende volver a unir a sus padres divorciados empleando una máquina que permite revivir los recuerdos en grupo a partir de una fotografía y un extraño experimento ralentiza el espacio-tiempo en el colegio, dando pie curiosas situaciones. El reparto está conformado por un plantel prácticamente debutante: Callan Farris, Nathaniel Bueschar, Veda Cienfuegos, Cole Keriazakos, Maz Jobrani, Cale Ferrin, Quincy Kirkwood y Arielle Halilli. Matthew Hastings ('Cazadores de sombras') dirige varios episodios.

Temas

Apple