https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/pantallas-desktop.png

Ander Puig, en un fotograma de 'Élite'. / Matías Uris

Ander Puig | Actor en 'Élite'

«No creo que me vaya a convertir en un icono LGTBI, tengo muchas más cosas que decir»

Encarna a Nico, un estudiante trans, en la sexta temporada de 'Élite', de la que ya rueda la séptima tanda de episodios

Iker Cortés
IKER CORTÉS Madrid

Poco podía imaginarse Ander Puig (Barcelona, 21 años) que a su corta edad iba no solo a protagonizar una serie, la enternecedora y didáctica 'Ser o no ser' (RTVEPlay), sino a entrar a formar parte de la maquinaria de 'Élite' (Netflix), que acaba de estrenar su sexta temporada. El actor trans encarna a Nico, un chico seguro de sí mismo, que acaba de terminar su transición. Su interés por Ari, una estudiante de Las Encinas sin tacto, acabará generándole las inseguridades que parecía haber dejado atrás.

–¿Cuándo y cómo se dio cuenta de que quería ser actor?

–Pues yo creo que es algo que en el fondo siempre he sabido, pero sí que es verdad que no tuve la iniciativa de probarlo hasta los 17, que fui a clases de interpretación en Barcelona. Vi que las disfrutaba mucho y que se me daba bien. Me di cuenta de que era un punto fuerte que tenía y que lo había pasado por alto durante mucho tiempo y dije: «Pues voy a apostar por esto». Y de momento me ha ido bastante guay.

–Vaya que sí. Su condición de chico trans, ¿no le frenó en algún momento? Tiene que ser duro exponerse tanto después de pasar por la transición.

–No, la verdad es que no. Es como que tengo bastante confianza en mí y en lo que puedo hacer actuando. Para mí lo de ser trans es lo de menos. No tuve miedo de que la gente opinara porque al final yo sé lo que soy más que nadie.

–'Ser o no ser' fue su estreno como protagonista. ¿Qué recuerdo guarda de la serie?

–Pues recuerdo tres semanas de ensayos y después tres semanas de rodaje, fue muy intenso y muy breve. Todo pasó volando y aprendí mucho de lo que es actuar, del oficio. Había muchas buenas personas involucradas.

–¿Temió que le revolviera cosas?

–Sí, a ver, es inevitable. Estoy actuando pero estoy interpretando una situación por la que he pasado personalmente. Y sí, había cosas que me tocaban, pero no me llevaba eso a casa.

–Creo que le llamaron de 'Élite' cuando estaba rodando 'Ser o no ser'. ¿Cuál fue su primera reacción?

–Pues increíble (ríe). Fue como un sueño. No me esperaba que viniera algo así, tan grande, tan temprano. Es una oportunidad que no vi venir, pero con el tiempo me fui dando cuenta de que sí que encajaba en 'Élite' y de que podía aportar cosas con Nico.

–A diferencia de 'Ser o no ser', 'Élite' es una ficción conocida por exponer y hablar de las cosas sin tapujos, de forma cruda. ¿Lo hizo eso más complicado o menos?

–Para mí no fue duro, mi trama está explicada de una manera bastante realista. 'Élite' no deja de ser ficción y no pretende enseñar nada, pero tiene una responsabilidad y es que si toca ciertos temas delicados, hacerlo bien. Sí que, como en 'Ser o no ser', había cosas que me afectaban pero no dejaba que el dolor de Nico fuera mi dolor.

–¿Cómo afrontó las escenas de sexo y los desnudos?

–Pues muy bien. No tenía mucha vergüenza. También ayuda mucho que en esta temporada hemos tenido una coordinadora de intimidad, una figura que lo que hace es pactar entre lo que quiere hacer el director y tu punto de vista. Y eso es algo que a los actores nos da mucha tranquilidad y aunque yo no estaba en anteriores temporadas, sé que este aspecto ha mejorado.

–¿Siente presión por convertirse en un icono LGTBI?

–No y creo que tampoco me voy a convertir en uno. Sí que tengo una responsabilidad porque estoy tratando temas que afectan al mundo trans, pero yo no sé ser un icono LGTBI, siento que tengo que decir y hacer muchas más cosas y tengo confianza en que las voy a decir. Pero sí, obviamente a mí me gusta mucho ayudar en este tema porque al final también pasé este dolor y es increíble que ahora, a través del dolor que he sanado, pueda ayudar a otros.

–¿Confía en que llegue un día en que dejen de referirse a usted como a un actor trans?

–Sí, yo creo que sí, porque siento que tengo cosas que decir y que no van a arraigadas a este tema. Todo el mundo sabrá siempre que soy un actor trans, pero creo que no me voy a quedar ahí porque no me veo solo con eso. tengo ganas de mostrar muchas cosas de mí.

–Hace unos meses, la creadora y guionista de 'Ser o no ser' decía de usted que le veía dando el salto detrás de las cámaras.

-De momento no, pero sí soy una persona muy curiosa, quiero aprender saber cosas, probar y la idea de dirigir encaja conmigo. A lo mejor algún día sí. Me gustan mucho la fotografía y el vídeo, pero ahora quiero enfocarme mucho en actuar y en crecer como actor.