Dakota Johnson, en un fotograma de la película.

Dakota Johnson: «Al explorar la verdad te despojas de tus miedos»

Estrena 'La hija oscura' en las salas de cine, dirigida por Maggie Gyllenhaal e inspirada en la obra de Elena Ferrante

MARÍA ESTÉVEZ Los Ángeles

Cuando Dakota Johnson (Texas, 32 años) decidió rodar 'La hija oscura, el debut como directora de Maggie Gyllenhaal, no sabía lo mucho que cambiaría su vida debido a la covid. La protagonista de 'Cincuenta sombras de Grey', hija de Melanie Griffith y Don Johnson, vio cómo varios proyectos que la entusiasmaban se aplazaron y le obligaron posteriormente a un maratón de rodajes que empezó con la cinta de Gyllenhaal. Johnson interpreta a Nina, una joven madre de vacaciones junto a su familia y objeto de fascinación de la protagonista, Leda, a quien da vida Olivia Colman.

A medida que se va desarrollando la historia, Leda y Nina van creando un vínculo que terminará en el precipicio. Adaptación de una de las novelas más leídas de la misteriosa autora Elena Ferrante, Gyllenhaal profundiza en el tejido de la maternidad, de la amistad y del motivo de existir cuando lo has perdido todo.

-¿Qué destacaría del rodaje de este filme?

-Maggie me dio una gran oportunidad al ofrecerme este papel, me ayudó a profundizar en la actriz que llevo dentro, pero también en mí misma como ser humano. Ha sido un honor participar en esta narración tan honesta, tan cruda, tan real sobre la maternidad y el hecho de ser mujer. Me identifico con Nina porque, como ella, vivo sedienta de experiencias. A mis 32 años quiero ser valorada, rodar proyectos con sustancia, saciar la ansiedad que me provoca mi profesión.

-¿El hecho de que la directora sea actriz les ayudó a la hora de entenderse?

-Sin duda. Las dos mantuvimos una gran sincronía durante el rodaje, pero también fuera de las cámaras nos entendemos muy bien. Ella sabe lo que necesita cada actor, cada actriz, aprecia tu trabajo y te permite ofrecer ideas, desarrollar el papel a tu manera. Tiene una forma de comunicar muy delicada, encuentro en ella una gran inteligencia emocional.

-¿Trabajar con Gyllenhaal le ha dado seguridad en sí misma?

-Sí. Supongo que me he acostumbrado tanto a sentirme insegura en un rodaje, sintiéndome vulnerable mientras todos me miraban, que pensaba que era así cómo debía funcionar mi carrera. Ahora sé que no. Ahora entiendo lo que se siente junto a un director que respeta y ama lo que hace y lo que hacen sus actores.

-¿Se ha permitido ser más vulnerable?

-Desde luego. Sentí que podía alcanzar esos rincones que uno aleja por miedo a tocar fibras delicadas. He podido conectar con mi arte y darlo todo. Tengo sentimientos complicados en torno a la feminidad y la maternidad, algo normal a mi edad, pero he podido expresarlo en este personaje. No creo que haya mentido en mi interpretación, al contrario, me he entregado sin miedo. Cuando leo otros guiones me enojo, me frustro o me cabreo porque son historias de mujeres jóvenes en las que me siento obligada a encajar sin conectar con ellas. Eso no ha ocurrido en este caso.

-¿Qué se lleva de esta película tan intensa?

-Me he liberado y he crecido como mujer. Cuando exploras la verdad; te asustas, pero también te despojas de miedos.

-¿Ve la maternidad desde otra perspectiva?

-Sin duda. Siempre he tenido una complicada relación con la maternidad y este filme me ha permitido entender que es algo natural sentirme como me siento. No soy madre y, tal vez, no quiera serlo. No me siento culpable, creo que está bien pensar así. Por alguna razón, existe un estigma en torno a hablar de este tema cuando en realidad es algo muy humano. No todas las mujeres queremos ser madres.

-Dirigió el vídeo musical de Coldplay 'Cry, Cry, Cry'. ¿Le gustó hacerlo?

-Fue una experiencia increíble y especial. Tuve el honor de dirigir ese vídeo acompañado de artistas de gran calidad que dieron impulso a mi trabajo. Ha sido fascinante.

-¿Cómo ha vivido la pandemia y el confinamiento?

-Ha sido muy angustioso. Yo la viví con altibajos, pero soy muy afortunada de vivir en una casa grande y de tener a mi familia y a mis amigos cerca. En cuanto a mi experiencia existencial, como ser humano, cada día es diferente. Trato de no desmoronarme y me reconforta hablar con mi madre y con mi hermana.

Temas

Cine