'The Way Back', caída y auge de un perdedor

Affleck demostró tener un talento escondido como director firmando la recomendable 'Adiós, pequeña, adiós'

Borja Crespo
BORJA CRESPO

Sabido es que Ben Affleck goza de mayor predicamento como director que como actor, aunque cada vez son más las voces que reivindican su papel de Hombre Murciélago en la absurda 'Batman v. Superman' y la incomprensible 'Liga de la Justicia'. Una pena que haya preferido abandonar su idea de dirigir un filme con el justiciero de la noche, delante y detrás de las cámaras, debido al acoso de los fundamentalistas del cine de superhéroes en las redes sociales. Se lleva patalear en Internet cuando un creador no hace exactamente lo que queremos, un problemón para la libertad de creación. Affleck demostró tener un talento escondido como director firmando la recomendable 'Adiós, pequeña, adiós', un thriller intenso narrado con buen pulso.

'The Town (Ciudad de ladrones)' supuso su reválida. También hay que aplaudirle como guionista, se llevó un Oscar por el libreto de 'El indomable Will Hunting' y con la vigorosa 'Argo' tiró la casa por la ventana: tres premios Oscar: mejor película, guion adaptado y montaje. Tropezó ligeramente con la silenciada 'Vivir de noche', su última obra hasta el momento como realizador, donde hacía doblete en los créditos, sin dejar de ser una propuesta estimable. Ambientada en Boston durante los años 20 en la época de la ley seca, la historia describía las peripecias en el mundo del crimen organizado de un veterano de la Primera Guerra Mundial, convertido en delincuente a pesar de ser hijo del superintendente adjunto de la policía. Ahora el rostro de 'Perdida' y 'Triple frontera' se ha puesto de nuevo bajo las órdenes de Gavin O'Connor, con el cual trabajó en 'El contable', para dar vida a un tipo atormentado que busca una segunda oportunidad en 'The Way Back', un drama con el deporte como posible salvación ante los problemas de alcoholismo.

Affleck encarna con ganas, alejado de sensiblerías, a una antigua estrella del baloncesto que puede aliviar su decadencia al aceptar el papel de entrenador de un equipo de instituto compuesto por un peculiar grupo de jóvenes. Se agarra al clavo ardiendo antes de ser devorado por una espiral de adicciones. Las historias de perdedores en busca de redención dan mucho juego en el terreno cinematográfico. 'The Way Back' apuesta por retratar al personaje protagonista y su entorno, cargando las tintas en el contexto social, sin malgastar el tiempo describiendo al dedillo las razones del declive del rol bien defendido por un conmovedor Affleck. Podemos intuir sus movimientos, cómo se cargó su matrimonio y un futuro brillante por culpa de los excesos. Narrada con solidez, la película supone otra vuelta de tuerca al concepto de persona abatida enfrentándose a sus propios demonios, con todo lo que conlleva el exorcismo. Completan el reparto de esta honesta apuesta Al Madrigal, Michaela Watkins, Janina Gavankar y Glynn Turman.

Temas

Cine