Macarena García y Nacho Sánchez, en 'El arte de volver'.

'El arte de volver', repensar el futuro en base al pasado

La actriz Macarena García protagoniza esta cinta, una sugestiva ópera prima que no deja indiferente

Borja Crespo
BORJA CRESPO

Ópera prima del premiado cortometrajista Pedro Collantes, 'El arte del volver' es el primer proyecto español seleccionado en el Biennale College Cinema del Festival de Venecia, donde tuvo lugar la premiere. En su paso por el programa de ayuda, fue escogido por mentores de prestigio que ayudaron a levantar esta historia protagonizada con acierto por Macarena García que se plantea cuestiones sobre nuestro lugar en el mundo. El rol principal es una actriz desorientada que regresa a Madrid tras vivir seis años en Nueva York para asistir a un casting que puede dar un vuelco a su existencia. Vive un día de encuentros y cruce de caminos que le invitan a reflexionar sobre su pasado y repensar el futuro. «Con la película quería encapsular una sensación», explica su director. «La sensación de un terreno común erosionándose lentamente al regresar a casa después de un período en el extranjero».

«Al crear una yuxtaposición de encuentros que se acumulan en el cuerpo y en el alma de la protagonista, mi intención es captar la fragmentación inconsciente de las relaciones personales, con su mezcla de momentos dramáticos y cómicos», continúa Collantes. «Me interesa contrastar esos momentos de desintegración, que son el resultado de pequeñas decisiones, con la perspectiva del abuelo de la actriz: un amigo comprensivo que se acerca sabiamente a la muerte». Acorde a las intenciones descritas por el máximo responsable de la propuesta, 'El arte de volver' cuenta con escenas de ritmo pausado, con copiosos diálogos, características que no embelesarán a todo tipo de público.Nacho Sánchez, Ingrid García Jonsson, Mireia Oriol, Luka Peros y Celso Bugallo completan el reparto de una apuesta interesada en la psicología de su personaje protagonista, compleja por momentos. Se mira en el drama clásico con etiqueta autoral, rehuyendo de los lugares comunes del género, y carga el peso en nutritivas conversaciones sobre la familia, el amor, la amistad, el sentido de nuestra existencia y otros vaivenes de la naturaleza humana.