Mi punto de vista

Otra visión de la capital

06/03/2018

La vuelta de la prueba reina de la Transgrancanaria a Las Palmas de Gran Canaria hace unas semanas, con una salida espectacular desde Las Canteras que aún sigue dando la vuelta al mundo, se fue fraguando desde la llegada de Aridany Romero a la concejalía de Deportes de la capital grancanaria. Y el nexo de unión para ir consolidando esa vuelta fue la LPA Trail, una carrera por montaña en la ciudad bajo la organización de Arista Eventos. Poder tener un circuito de montaña en Las Palmas de Gran Canaria era posible y gracias a esta carrera, que pretende ir avanzando año a año, se puede disfrutar de una visión de la ciudad bien distinta de la habitual.

La LPA Trail y la Transgrancanaria, en territorio municipal, pueden ser beneficiosas para el practicante de un deporte en auge. La actuación realizada en el barranco Guiniguada, lugar por donde transcurrirá la LPA Trail la próxima semana en su tramo final, ha supuesto un incremento notorio de ciudadanos que utilizan este cauce para correr, caminar, montar en bicicleta, etc. En definitiva, para practicar deporte en una zona ideal.

Otro punto clave en Las Palmas de Gran Canaria para la práctica de hábitos saludables es el parque Romano. Este lugar se ha convertido con el paso de los años en pulmón de la ciudad y en un lugar referente. El deterioro de estos últimos años ha sido evidente y el gobierno municipal va a llevar a cabo este año un plan de choque con la licitación de un proyecto que revitalice la zona. Ayer se aprobó la partida económica para tal efecto, por lo que se va acercando la fecha para que se haga realidad este proyecto.

Pero aún hay zonas que deben ser mejoradas. La próxima semana los corredores disfrutarán del mencionado barranco Guiniguada, podrán comprobar un palmeral espectacular por El Fondillo, se introducirán en la maravilla del Jardín Canario, pero al inicio de la prueba pasarán por la Batería de San Juan, un lugar lleno de historia totalmente abandonado y que espera que el proyecto de rehabilitación anunciado en julio del pasado año por el consistorio sea una realidad pronto, ya que esta fortificación militar se puede convertir en un pulmón cultural para la capital grancanaria y pasar ahora por allí supone una vergüenza general.

Deporte y cultura deben ir de la mano. La próxima semana la montaña se une a la capital y de vez en cuando es buena ocasión para abrir los ojos y ver las cosas desde otro punto de vista.