Mi punto de vista

‘Mamma mia’, una y otra vez

01/08/2018

Tranquilos. Nadie saldrá a protestar ni alzará la voz. Todo bajo control. Los responsables de las distintas concejalías de los 21 municipios de la isla, así como los organizadores de eventos deportivos, callan, porque más vale pájaro en mano que ciento volando. Pero por detrás la desazón y el descontrol es total en torno al procedimiento de subvenciones del Instituto Insular de Deportes del Cabildo de Gran Canaria. Vamos con el último ejemplo. El 12 de julio de 2017 se hace pública la convocatoria de subvenciones para eventos deportivos de interés insular, en el decreto 244/17. La convocatoria sale publicada en el BOP, con fecha 21 de julio, y ahí se inicia el proceso. El plazo de presentación de solicitudes duraría hasta el 22 de septiembre.

Según se indica en la convocatoria, en el décimo punto -apartado 3-: «el plazo para resolver y notificar la resolución del procedimiento no podrá exceder de seis meses desde la fecha de la finalización del plazo de presentación de solicitudes». Estamos ya en agosto de 2018 y aún no hay una resolución definitiva. El pasado 7 de junio se publicó la propuesta de resolución provisional a la que se podía alegar hasta el día 9 de julio, por lo que el proceso va camino de cumplir un año y aún no ve la luz. ¿Y las de 2018? Uff.

Al margen de este tedioso proceso, en el que los plazos son interminables, demostrándose que a día de hoy el Instituto Insular de Deportes se encuentra como pollo sin cabeza, como dicen desde dentro, en las bases de esta convocatoria se indica que se tendrán en cuenta unos criterios de valoración determinados en cada una de las competiciones, como «el interés deportivo y la repercusión del evento» o «el nivel organizativo», pero se advierte que la dotación presupuestaria -236.000 euros- se repartirá entre los municipios teniendo en cuenta el número de habitantes, por lo que la valoración anteriormente anunciada ni se tiene en cuenta, ya que el resultado produce urticaria y tiene a más de uno con la mosca detrás de la oreja. Analizando la resolución provisional en las carreras por montaña de interés insular 2017 comprobamos cómo el Aguas de Teror Trail-Desafío de los Picos del pasado año, que albergó el campeonato de Canarias de trail, tendrá una subvención de 945 euros y 24 céntimos, la menor cantidad de todas las pruebas. El resto: Vertikal de San Miguel (1.500 euros), Tamadaba Trail (3.000), Circular Villa de Moya (2.169), Trail del Norte (6.420), Artenara (2.455), Entremontañas Paralelo (5.169), Lagar Trail (2.014), Ruta de los Molinos (3.750), LPA Trail (4.000), Trail Amagro (2.206), Entre Cortijos (3.835), Neblina Tres Valles (3.000), Circular La Goleta (2.625) y Veneguera Trail (1.000). Analicen y juzguen.