Hablando de robos...

Cuentos Chinos. «Se habla de robo en la clase política, en la económica y hasta en el deporte» Francisco José Fajardo

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO

Me da la sensación de que en las últimas semanas en España la palabra robo está más de moda que nunca. Si pudiera medirse la temática de conversación de las personas en sus reuniones de trabajo, familiares o amigos, estoy convencido de que los términos hurto, robo, timo, fraude, dolo, pillaje, rapiña, saqueo, estafa, desfalco... estarían en boca de muchos o en el pensamiento de casi todos.

Se habla de robo en la clase política, en la económica y hasta en el deporte. Robos de todo tipo: subvenciones, cláusulas suelo, contratos, adjudicaciones y eliminatorias de Champions que encienden a unos y hasta alegra a todos.

Es curioso como ese término, en unos casos genera indignación, hastío y movilizaciones ciudadanas, y en otros es motivo de alegría y excusa para tomarse una cerveza de celebración.

Hablamos de robo cuando se detiene a Ignacio González, otro presunto chorizo de la clase política madrileña al que se le vincula con la operación Lezo, que investiga presuntos delitos de prevaricación, organización criminal, malversación, cohecho, blanqueo, fraude, falsificación documental y corrupción en los negocios. Es decir, si desviaron fondos del Canal de Isabel II, entidad pública presidida por el detenido entre 2003 y 2012, para enriquecerse.

Es patético ver como una semana sí y otra también saltan a la palestra cargos públicos de todos los puntos geográficos del país que son detenidos o investigados por corrupción. Debería darles vergüenza, aunque no lo creo puesto que aquí no dimite nadie... Al menos que sirva para que, a partir de ahora, se lo piensen bien antes de meter la mano en el saco.

Y hay otros robos menos agresivos pero que encienden a una nación como son los deportivos. ¿Quién no ha escuchado alguna conversación acerca de los errores arbitrales que han perjudicado y beneficiado a Real Madrid y Barcelona en la Liga de Campeones? Es para tirarse de los pelos como la competición de clubes más importante del mundo, en la que las entidades se juegan una millonada de euros y prestigio, está condicionada por la ineptitud de los colegiados. Por favor, que se aplique la tecnología cuanto antes porque de no ser así, se seguirá hablando más de las jugadas polémicas que de los goles de Cristiano Ronaldo.

Aunque también es verdad, que eso quitaría un poco de salsa... pero sería dulce si los errores te benefician y muy picante si provocan que tengas que ver la final por la televisión.