Borrar
Desde mi sofá

El fútbol está podrido

Las últimas investigaciones en el seno de la Federación y la banalización del racismo para lavar la imagen de un futbolista han ayudado a que algunos se caigan del guindo

Domingo, 7 de abril 2024, 23:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Con suerte, tras las últimas investigaciones de corrupción en el seno de la Federación Española de Fútbol y la mediática y policial llegada desde la República Dominicana de su último presidente, Luis Rubiales, no deben quedar muchos ciudadanos españoles medianamente informados que no sepan que el fútbol profesional está podrido en este país (seguramente, en todos, pero vamos con lo cercano).

Algunos todavía no se habían caído del guindo. Los escuchabas comentar en tertulias televisivas y radiofónicas, con asombro, las supuestas andanzas nocturnas, festivas y económicas de Rubiales y su círculo más cercano. Les parecía increíble toda la podredumbre que está aflorando y algunos lo comparaban con el personaje cinematográfico de Torrente.

Lo cierto y triste es que todo eso (y más) ni es nuevo ni se circunscribe al estamento federativo. No es justo generalizar, pero lo que se cuece entre las altas esferas futbolísticas tiene el mismo rango de golfería y gansterismo en un enorme tanto por ciento. El fútbol profesional mueve mucho dinero. Y se puede sacar tajada con mucha facilidad, ya que manipular para lograr el respaldo de los aficionados es sencillo. Es bien sabido que cuando la pasión se pone por delante de la razón, la inteligencia se nubla.

Lo de la Federación no es el último ejemplo reciente de esta deriva lamentable. También nos encontramos con otro caso extremadamente peligroso: la banalización del racismo para lavar la imagen del que quizás sea el jugador más antideportivo y maleducado de la Liga. Y es que en el ámbito deportivo, desde hace tiempo, todo vale para hacer caja.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios