El turismo ya respira... y sin ayuda

El Foro Internacional de Turismo Maspalomas Costa Canaria avala la buena salud del sector pese al entorno de incertidumbre. Pese a las buenas previsiones el sector no puede dormirse y tiene que seguir trabajando para enfrentar los retos futuros

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El Foro Internacional de Turismo Maspalomas Costa Canaria sirvió ayer para acreditar la buena salud de la que goza el sector turístico de las islas y de las buenas previsiones para los próximos meses. Nadie se atreve a predecir más allá del invierno pero todo apunta que, aunque el turismo pueda verse algo afectado por la posible recesión en Europa y la inflación, el impacto no será demasiado trágico.

El hecho de que el Foro se pudiera celebrar sin mascarillas y con una sala repleta de personas acreditó que lo peor de la covid ya pasó y que tras el 'cero turístico' solo puede quedar crecer. Así, Thomas Bösl, director general de RTK Group, que aglutina a 4.200 agencias de viaje de Alemania, apuntó, tras dar a conocer los repuntes de las reservas de este mercado para las islas este invierno, que creía que nunca más iba a volver a dar cifras con un crecimiento tan fuerte.

Se viene de niveles muy bajos y de ahí el fuerte repunte respecto a 2021, de hasta un 71% en Gran Canaria y de casi un 140% en La Palma, pero desde luego hay que celebrar el cambio de situación respecto al 2020. Turoperadores, aerolíneas y expertos aseguran que el turismo crecerá en los próximos años y que los destinos cercanos serán los más beneficiados. Sin embargo, pese a las buenas previsiones el archipiélago no puede detener el camino iniciado hacia la transformación.

Los retos para los próximos años son exigentes en cuanto a descarbonización y digitalización y no es cuestión de dormirse ahora. La mejora de los servicios y la calidad también es fundamental. Como suele decirse, más vale poco y bueno que mucho y malo.