Todos a una

José Luis Reina
JOSÉ LUIS REINA Las Palmas de Gran Canaria

Soy de los que dudó y tardó en entender la filosofía y el proyecto de García Pimienta a su llegada a la UD Las Palmas. Cogía la herencia del veterano y reputado Pepe Mel, que no terminaba de arrancar con un equipo más que competitivo, tal y como demostró el plantel en la recta final de la temporada pasada, cuya racha e ilusión casi lleva al equipo a la élite del fútbol nacional. Ese último tramo de la temporada resucitó el añorado vínculo club-afición, sin duda el mejor fichaje de la temporada. Porque los más de 16.000 abonados, que se dice pronto, que han acudido a la llamada del club, apoyarán con todo para empujar a los Viera, Vitolo y Moleiro rumbo a Primera.

Equipo para ello hay, afición también y por supuesto un entrenador serio y preparado para pilotar el rumbo. Hay que asumirlo sin complejos y sentirse favoritos, porque esa es la lucha real este año. La institución que preside Miguel Ángel Ramírez vuelve a levantar, al fin, el espíritu del Insular y movilizará a una gran masa social cada dos semanas en Gran Canaria. En los pies de los jugadores está ahora el deber de devolver ese esfuerzo de muchas familias. Y estoy convencido de que así será. Se me ocurren muchos equipos de primera que soñarían con poner en el once titular a muchos de los pupilos actuales de Pimienta. A falta de la llegada del delantero soñado que suba aún más el nivel de la plantilla, todos los balones volverán a pasar por la magia del pletórico capitán, que recupera a un socio fundamental para levantar las gradas del Gran Canaria. Si usted se compró el abono este año ha tomado una gran decisión. Son jugadores de época.