Café para todos

Tiempos de barba

06/09/2018

La imagen en política lo es todo. Eso es algo que tienen bien claro los políticos, y más con unas elecciones a la vista. Agosto, mes tonto en cuanto a actividad pública se refiere, es un buen momento para experimentar cambios que renueven una imagen permanentemente expuesta.

Este verano hemos visto como el presidente del Gobierno canario ha reaparecido con una elegante barba que tiene pinta de consolidarse en el tiempo. Algo parecido hace el rey Felipe VI, que va jugando con su vello capilar dependiendo de la estación del año, ya sea por una cuestión de imagen, tradición o superstición, lo cierto es que estos cambios suelen aportar frescura ante el estricto ojo de una población que siempre observa. El alcalde de la capital grancanaria, siguiendo los pasos del presidente, también aprovechó el descanso estival para lucir una barba más poblada, pero igual de cuidada, aunque en su caso fue más bien algo de un ratito.

«La evolución estética del presidente ha ido evolucionando al mismo ritmo que lo ha hecho su trayectoria»

El bigote de Aznar, la barba de Rajoy, la coleta de Iglesias o el peinado de Trump, son características que identifican y diferencian al personaje, algo que ellos saben y explotan, en cooperación con los innumerables asesores que todo político de bien tiene a su alrededor.

Dicen que la barba transmite fortaleza, agresividad, madurez, salud, confianza y virilidad. Quizás sean esos atributos los que busque Clavijo con su nuevo ‘look’ ahora que ya empieza a ponerse en marcha la maquinaria electoral. La evolución estética del presidente ha ido evolucionando al mismo ritmo que lo ha hecho su trayectoria. Con una perilla empezó su andadura como concejal en La Laguna, sin barba durante su etapa como alcalde, y ahora, con la barba luchará por la reelección como presidente.

Precisamente confianza no es algo que le falte a Clavijo. Ha sabido lidiar en escenarios muy complejos a lo largo de toda la legislatura, ruptura de pacto incluida, y ha sabido sacar adelante unos presupuestos estando en minoría y apoyándose en Madrid. Madurez y salud le sobran, es probablemente el presidente más en forma de todos los que ha habido. Quizás sea la agresividad lo que busque, que buena falta le hará.