El rincón de Teto

Tiempo de huracanes

25/08/2018

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha publicado en su cuenta de Twitter un vídeo donde explica los factores que han hecho que el huracán Lane esté afectando a Hawái, provocando inundaciones «muy importantes» y vientos «bastante fuertes» superiores a 200 kilómetros por hora, como consecuencia del aumento de la temperatura del mar. «La razón por la que no suelen ser frecuentes en Hawái es porque es un archipiélago muy pequeño en el Pacífico Central. Normalmente las aguas de la zona suelen ser frías, pero en esta ocasión encontramos unas anomalías de temperatura en el mar superiores a lo normal, es decir, el agua del Pacífico Central está más cálida de lo habitual y eso es combustible para los huracanes», afirma el portavoz de Aemet, Rubén del Campo.

«El deshielo es un hecho y hemos mandado un satélite al espacio para estudiar mejor el sol y el viento. ¿Será por algo, no?»

Asimismo, en el vídeo, del Campo explica que es «extraño» que el archipiélago de Hawái se vea afectado por huracanes siendo el último que afectó a estas islas en la década de los noventa. «Habitualmente en la zona suele haber un anticiclón parecido al de las Azores que protege al archipiélago de la llegada de huracanes impidiendo que se acerquen demasiado. Este año el anticiclón está desplazado ligeramente hacia el Norte, lo que está permitiendo la llegada de este huracán», asevera del Campo. En cuanto a si este huracán es producto del cambio climático el portavoz de Aemet reconoce que «hay estudios que indican que un calentamiento de las aguas del Pacífico Central podía dar lugar a un aumento de las tormentas tropicales en esa zona por un aumento de la temperatura del agua». La verdad, tanto las explicaciones del experto del organismo español sobre el peculiar y llamativo asunto en esta zona del planeta como el hecho en sí real ocurrido allí, y haciendo los paralelismos adecuados, dan tembleque. Hagan la prueba y sustituyan donde aparece la palabra Hawái por Canarias y luego llámenme «loco». Hace poco vivimos la experiencia de un Delta y los episodios extraños de expediente X -en lo que a la atmósfera se refiere- se repiten últimamente más de la cuenta. El deshielo es un hecho y hemos mandado un satélite al espacio para estudiar mejor el sol y el viento. ¿Será por algo, no?