Sociobarómetro

El estudio conocido ayer coincide con la mayoría de los que circulan

Francisco Suárez Álamo
FRANCISCO SUÁREZ ÁLAMO

Cada vez que aparece una nueva entrega del Sociobarómetro de Canarias, surgen las dudas sobre su fiabilidad, el grado de cocina... como si fuera el Masterchef de la demoscopia, si bien ese título creo que se lo lleva claramente el Centro de Investigaciones Sociológicas de Tezanos. Este Sociobarómetro canario tiene el sello de los profesionales de la Universidad de Educación a Distancia, que merecen respeto, y sobre la necesidad de este tipo de estudios, habrá que preguntar entonces por qué se mantiene el CIS o por qué nadie discute la utilidad de estas 'fotos' demoscópicas públicas en autonomías como la vasca y la catalana. Admito, para que no haya dudas, que estoy entre los que consideran útiles estas herramientas. ¿Mejorables? Seguramente, pero desde luego mejor tenerlas que carecer de ellas.

Dicho lo anterior, el estudio conocido ayer coincide con la mayoría de los que circulan, que apuntan buenos resultados en general para los partidos que integran el Pacto de las Flores. Solo en el caso de Unidas Podemos se prevé una bajada pero estamos hablando de una formación en fase de reconstrucción y ya veremos si la aparente consolidación de Yolanda Díaz como su referencia nacional tiene efectos positivos en las islas.

Lo más llamativo en ese espectro progresista es la estimación de resultados para los socialistas, que se consolidarían como primera fuerza política. Está por ver, eso sí, cómo le afecta la ola nacional y para ello seguramente habrá que estar atentos a lo que suceda en los primeros meses del año entrante, donde se barruntan elecciones en Andalucía. Si así fuera, será un interesante test de fuerza o de debilidad del PSOE y del PP. Y también serviría para confirmar lo que parece evidente: la práctica desaparición de Ciudadanos y que Vox y el PP pactarían sin mayores esfuerzos si las matemáticas avalan esa alianza.

Quizás lo más relevante del Sociobarómetro esté en las proyecciones sobre los partidos que conforman la oposición en las islas. Coalición Canaria apunta notablemente a la baja, mientras que el PP aparece con expectativas de una mejoría notable. Sobre esto último, quizás ayudado por la ola nacional pero lo cierto es que el PP puede verse en la tesitura de ser segunda fuerza. Razón de más para que se diferencie de CC, como parece que quiere hacer la nueva dirección del partido una vez que se celebre en enero el congreso. Y apunta el Sociobarómetro que Vox entrará en el Parlamento. Si así fuera, tendría su gracia que ahora descubran que los «chiringuitos autonómicos» son útiles.