Borrar
Aerogenerodores fuera de servicio en Montaña de Mina. c7
Parques eólicos

Parques eólicos

El triángulo ·

«Conocemos los beneficios de las energías limpias. Son el presente y el futuro de cualquier apuesta contra el cambio climático. Y por ellas es obvio que tenemos que apostar. Pero no a toda costa, porque ni mucho menos son inocuas, ojo»

Viernes, 24 de febrero 2023, 23:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En Canarias los tenemos más o menos bien vistos, si nos comparamos con otras comunidades. De primera mano he conocido municipios en Cádiz que no los quieren ni en pintura y en Galicia abundan los movimientos en contra, con gentes activas al tiempo de manifestarse, recoger firmas y emprender acciones legales. Abundan quienes se han armado de argumentos para concluir que los aerogenedores pueden ser elementos capaces de perturbar, hasta lo irreversible, la flora y la fauna de muchos espacios aún con enorme encanto. Y son muchos los que temen tener cerca de casa un parque eólico, pues saben de lo complicado que resulta convivir con elementos de decenas de metros de altura y el ruido constante que producen, incluso en intervalos de inoperatividad.

Conocemos los beneficios de las energías limpias. Son el presente y el futuro de cualquier apuesta contra el cambio climático. Y por ellas es obvio que tenemos que apostar. Pero no a toda costa, porque ni mucho menos son inocuas, ojo. Basta con ver cómo están los aerogeneradores de Montaña de Mina, apenas tres décadas después de su estreno. Chatarra.

Y pueden ser una tara, llegado los malos casos, no exclusivamente en tierra firme. También en el mar. En Canarias estamos ya mismo expuestos a que se prodiguen las instalaciones eólicas de enorme envergadura, con abundancia de molinos, a muy pocos kilómetros de nuestras costas. Al menos hay 23 instalaciones en trámite en el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Han leído bien, 23; entre Tenerife, Lanzarote y Gran Canaria. Y en su gran mayoría, si bien sustentadas en el interés general, con abundancia de promotores privados de por medio.

¿Hacen falta? Sí. ¿Los queremos? Afirmativo. ¿Con un control ajeno a a las administraciones? ¿En cualquier espacio? Nos toca debatir. Y mejor hacerlo antes que después.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios