Voces, palabras

Palacios, viviendas embargadas y desconocimientos

10/08/2019

No, no es cierto: por mucho que lo pregone la Constitución Española en su artículo 47 («Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada») y Ciudadanos y PP estén con la matraquila de «partidos constitucionalistas» para definirse, la realidad es otra bien distinta y, a la vez, flagelante, inhumana, absolutamente injusta.

Algunos, como el jefe del Estado y su familia, disponen de dos palacios (y los que fueren menester) cuyo propietario es Patrimonio Nacional. El de Marivent (Mallorca) está reservado para exclusivas vacaciones veraniegas. El resto del año residen en el recinto de la Zarzuela (Madrid), edificio con anexos construidos en 2002 (sus padres, gratuitamente, ocupan el Palacio de la Zarzuela propiamente dicho).

Y cuando la hija mayor reclame su independencia, la varita mágica del Estado habilitará otro monumento arquitectónico para la heredera si esta no se decide por el Palacio Real (3418 habitaciones), a fin de cuentas construido por orden de otro Borbón y presupuesto del Estado como el Palacio Real de la Granja, otrora residencia de verano (¿quién dijo miserias, hambrunas, enfermedades, aislamientos, indigencias... en la España borbónica del XVIII?)

Otros españoles, como una familia lagunera de cinco miembros (Diario de Avisos, Natalia Torres), corren peor suerte: con la pensión de la madre pagaban las mensualidades del crédito bancario pedido para la reparación de la vivienda. Pero en 2016 se la retiran: el banco, pues, se queda con el palacete. Hasta julio subsistían-malvivían con los trescientos veintiséis euros del marido, pero dejará de cobrarlos un día de estos.

En definitiva: si quienes perciben nóminas mensuales como defensores de los derechos ciudadanos no aligeran y actúan, la familia no tendrá ni para un cacho de pan... bajo las estrellas. (¿Podrán confiar en el nuevo Gobierno canario? A fin de cuentas, PSOE y ASG guardan en su interior la S de socialista; Podemos está más a la izquierda, dicen; y Nueva Canarias habla mucho de justicia social. Los cuatro, además, forman el Gobierno de Canarias.)

Periódicos y revistas de estos días llenan páginas con información sobre las vacaciones del jefe del Estado y familia (la «Familia Real», como gustan llamar, con mayúscula y todo). Así, sabemos de recepciones y audiencias en el Palacio de la Almudaina (¿y van...?), Palma de Mallorca, a autoridades e invitados, que relaciones sociales y tradiciones históricas no deben perderse. (Pero muy poco dicen -cuando dicen- sobre el Informe Foessa, por ejemplo: «A pesar de la recuperación económica se han precarizado las condiciones de vida de los españoles».)

«Aturdido tras el impacto descubro algo relajante: las hay de varios estilos y colores; hiladas con fibras naturales como el algodón; clásicas o modernas»

Y siempre hay un hueco para posar en los jardines, a fin de cuentas se trata de «vacaciones de puertas abiertas de la Familia Real», posado también definido (ABC) como «una de las tradiciones más importantes de su agenda», tamaña responsabilidad imponen reales arraigos seculares (per saecula saeculorum). Toda una tradición, pues se trata del mismo escenario elegido por Juan Carlos, Sofía y sus hijos decenios atrás. (Por cierto: cuando las hijas de Felipe VI «contaban nueve y siete años respectivamente, llevaban los vestidos iguales, pero en distinto color», sublime emoción.)

Pero Antena3 desequilibra cualquier estabilizada mente con su anarquista coletilla: «Hemos podido ver a la reina Letizia con un favorecedor vestido que ha complementado con unas alpargatas». ¿Alpargatas? Sí, estimado lector: ¡alpargatas!, proletario calzado que en mi infancia y primera juventud llevaban en Gáldar pescadores sardineros, peones de fincas plataneras, semiesclavos del hambre y la miseria. E incluso fuera de aquí: también poetas rojos, republicanos, Miguel Hernández... (¿Cómo puede «favorecer un vestido» si se llevan alpargatas? ¡Disparate, atrofia mental!)

Aturdido tras el impacto descubro algo relajante: las hay de varios estilos y colores; hiladas con fibras naturales como el algodón; clásicas o modernas; en forma de zuecos con cuña de esparto o yute; como sandalias; cuña maxi; revestidas de rafia. Incluso combinan tradición y estilo, tradición y diseño natural. Hoy son la actualidad, uno de los modelos más demandados por influencers y fashionistas; para looks más elegantes... Revistas de moda recuerdan que también pueden acompañar a faldas midi o pantalones de pinza donde consiguen un aire distinguido y un extra de comodidad... (¡Respiro! Mi ritmo cardíaco vuelve a la normalidad. Las páginas de Semana me serenan más: «Los Reyes, Leonor y Sofía y la Reina Sofía compartieron una cena... Esta cena de la Familia Real y doña Sofía confirma el verano del amor en Mallorca. Las salidas se multiplican como nunca». Ternura.)

Sin embargo, noticias y titulares preocupantes de nuestro momento actual no alcanzan la extraordinaria cobertura de posadas familiares en los jardines de Marivent, a fin de cuentas reiterativas presencias pues fotos y comentarios son exactamente los mismos del año pasado, y del anterior, y del otro... salvo, claro, la acción de un añito más en las mismas personas y la nueva vestimenta acorde con modas y rigores.

El despliegue de ciertos medios de comunicación ante el tema Verano en Mallorca, pues, sobrepasa con creces los espacios dados a realidades de ahora mismo que, como la intervención bancaria en la familia lagunera, son de dolorosa actualidad. Permítame, estimado lector, que le presente otras tan preocupantes y con impactos directos sobre Canarias.

¿Sabe usted que los productores canarios de tomate (Fuerteventura, Gran Canaria -fundamentalmente La Aldea- y Tenerife sufrirían terribles desajustes económicos si el bréxit se impone de forma radical en octubre, pues se acabarían las millonarias ayudas europeas? ¿Ha leído -CANARIAS7- que comienzan los primeros despidos tras recortar las plantaciones? ¿Es consciente de que la bolsa española se ve directamente afectada por los enfrentamientos económicos entre EE UU y China, lo cual repercutirá inmediatamente en alza de precios? ¿Conoce el barómetro del CIS publicado el lunes donde se concluye que el segundo gran problema de los encuestados se llama políticos, causantes de una muy peligrosa situación (mala o muy mala para el 63%), mediocres e incompetentes con sueldazos disparatados? ¿Está usted informado sobre el estremecimiento económico que podría producir el retroceso en Gran Canaria del turismo alemán?

¿No está seguro? Pero sí sabe sobre Marivent y el Club Náutico de Palma: la información ha sido excesiva.