Por si le interesa

Ojo si es dinero público

25/04/2018

Andan las tertulias radiofónicas y televisivas enzarzadas en la enésima polémica del año que tiene que ver con la libertad de expresión y con sus posibles límites. Al alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, le han llovido las críticas por su decisión de que el Ayuntamiento contrate al siempre controvertido cantante Maluma para el concierto principal de las fiestas de San Antolín de la ciudad castellanoleonesa. Se ha abierto incluso una campaña de recogida de firmas en change.org para que se suspenda el recital por el contenido machista de las letras de las canciones de este artista colombiano.

Hay cosas que me duelen al oído y a la vista, pero me cuesta mucho más digerir la censura. Por tanto, lo que está mal de este concierto de Maluma es que se pague con dinero público.

Sé que el asunto es espinoso como pocos, pero yo creo que en este caso los límites están más o menos claros y guardan relación con el buen uso y destino del dinero público. Aunque es verdad que sus canciones destilan machismo y que para muchos, entre los que me incluyo, resultan zafias y denigrantes para la mujer, lo cierto es que Maluma tiene su público, y sus letras, su música y su forma de hacer arte están amparadas por el derecho a la libertad de expresión. Es muy probable que los mismos y las mismas que ahora exigen que se le impida actuar por lo que dice en sus canciones se rasgaron las vestiduras, y con razón, por el requisado de las camisetas amarillas de la final de la Copa del Rey, montaron en cólera (normal) por la detención del activista tinerfeño que se metió con los borbones o consideraron un despropósito, como todos los que creemos en la libertad, la retirada de la exposición proindependentista de la feria ARCO.

Hay cosas que me duelen al oído y a la vista, pero me cuesta mucho más digerir la censura. Por tanto, lo que está mal de este concierto de Maluma es que se pague con dinero público. No casa con una institución pública que ha de tener entre sus máximas la apuesta por la igualdad.