Obispos e inmigración

Si se quiere estar en misa y repicando, hay que hilar muy fino

Francisco Suárez Álamo
FRANCISCO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

Estoy convencido de que iban cargados de buenas intenciones pero también creo que equivocaron el tiro. Me refiero a los dos obispos de Canarias, que se fueron a la península a advertir sobre la situación que se vive en las islas por la inmigración irregular. Se les fue la mano en esa advertencia de que, ¡oh alarma!, saldrán a la calle en ener

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para registrados

Regístrate de forma GRATUITA para poder ver todo el contenido de la web