Frecuencia Modulada

Líquido en movimiento

23/04/2018

El agua es sabia. Siempre busca una salida, una vía de escape para huir de la presión. Basta una rendija para que el líquido lo empape todo persiguiendo el nivel perfecto en un mundo fluvial más viejo que Galileo. «Cuando vertemos un mismo fluido dentro de varios vasos de diferentes formas comunicados entre sí, la altura que alcanza el fluido es la misma para todos ellos», escribía el sabio de Pisa sin vislumbrar que el movimiento de los votos en política copiara a la naturaleza. Está verificado: en España y en Canarias el 30% del voto navega libre como garantía de equilibro entre los vasos comunicantes de la derecha y la izquierda.

Ciudadanos también se pega unos cuantos buches a costa de Coalición Canaria

Sin demasiado disimulo y siempre según las encuestas, un importante paquete de votantes del PP amenaza con mudarse en mayo de 2019 a la botella de Ciudadanos. El partido de Albert Rivera pasaría de ser el cuarto del país al primero en tres años en un fenómeno similar al que llevó a Aznar a la Moncloa.

Pero Cs también beberá de la orilla más centrista de un PSOE que tras el traumático renacer de Pedro Sánchez continúa dormido en el fondo de un lago. Entre pasividad y bandazos, los socialistas parecen empeñados en obligar a sus votantes a saciar la sed en la fuente de renovación de la formación naranja. Da la impresión de que Sánchez se conforma con seguir flotando una vez que el sorpasso de Podemos parece cosa del pasado. «Virgencita, virgencita, que me quede como estoy», reza el líder del PSOE.

A nivel nacional, las aguas bajan muy revueltas en la formación morada con un sector crítico que trata de aprovechar la marea para hundir a Pablo Iglesias. Tanta guerrilla podría desgastar las expectativas de votos de Podemos en un panorama en que sólo se quedará en el charco el voto más de izquierdas.

El sondeo publicado durante casi 10 días por CANARIAS7 evidencia que el trasvase de votos líquidos también se producirá en el archipiélago, región que funciona como un reloj a la hora de copiar la tendencia en alza del resto del país. La única novedad en el ámbito regional es que Ciudadanos se pega unos cuantos buches a costa de CC en las islas donde los nacionalistas tienen el bañador de centro-derecha.

Este trasvase de agua devuelve a Canarias a la etapa de un Parlamento fragmentado donde los pactos eran cosa de ingenieros. Pero no hay que olvidarlo, el agua es sabia incluso si se mezcla con la política. Que fluya.