Borrar
Magistrados que se vieron a aplazar la vista de Montecarlo. CARRASCO
Justicia y tiempo
El triángulo

Justicia y tiempo

«Habrá que esperar al menos hasta el otoño de 2025 para ver si hay suerte y tiene lugar el juicio»

Viernes, 2 de febrero 2024, 23:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tengo una muy buena amiga que de cuando en vez le da por obsequiarnos con esas insípidas galletas con mensajes en su interior. Esta semana me tocó el que justo sigue: «No es el tiempo lo que cuenta, sino lo que haces de él». Resulta obvio que la persona que tuvo semejante planteamiento estaba, en ese momento de reflexión al menos, libre de problemas con nuestro bendito sistema judicial; el que trabaja a diario con mínimos de medios, escasez de personal y saturación extrema. En buena medida, a consecuencia de los efectos en cascada de los cinco años que ya llevamos en espera de renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Las consecuencias, en definitiva, se pagan por los afectados. Por denunciantes y denunciados, así como por sus representantes legales. Un claro ejemplo lo tenemos en el caso Montecarlo, en la pieza que resta por enjuiciar, por hechos puestos en duda por el Ministerio Fiscal datados a comienzos de la década pasada, vinculados con el Consistorio de Arrecife. La vista, seguida por la Audiencia Provincial de Las Palmas, por la huelga de letrados judiciales, no pudo celebrarse a comienzos de 2023. Y días atrás se tuvo que aplazar nuevamente, esta vez por la renuncia del defensor de uno de los afectados. Y como hay carencia superlativa de magistrados, habrá que esperar al menos hasta el otoño de 2025 para ver si hay suerte y tiene lugar el juicio. Vistos los antecedentes, no descartemos otro retraso.

Total, que habrá vista tres lustros después de los hechos a valorar, en el mejor de los casos. Cuando se pueda celebrar, ya sabremos quién ganó la Champions de esta temporada y de la que viene, nos sonará antiguo el tema que lleve España en mayo próximo a Eurovisión, habrá que tirar de hemeroteca para recordar el pago a Isabel Pantoja y ni nos acordaremos de la crisis de los tomates.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios