Borrar
Pasajeros en Gando. C7
Me disculparé con Aena
El triángulo

Me disculparé con Aena

«No gustó que concluyera que desde Madrid son reacios a darnos un trato propio a nuestra realidad fragmentada»

Viernes, 15 de marzo 2024, 23:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tengo entendido que la queja que hace un par de semanas planteé sobre el trato que nos brinda Aena llegó a responsables de la entidad. Y no agradó, parece ser. No gustó que concluyera que desde Madrid son reacios a darnos un trato propio a nuestra realidad fragmentada, necesitada de una conectividad aérea más allá de lo común, tanto en cantidad, como en calidad.

Lo cierto, asevero, es que en Aena abundan quienes no ven más allá del bonus en la nómina si se disparan los beneficios. El interés general que debe primar en toda entidad con capital público es una rémora.

Pero se da la circunstancia de que un servidor es humano. En consecuencia, falible y dado a opiniones equivocadas. Y siendo así, asumiendo que me puedo equivocar de todas, todas; estoy dispuesto a dejarme convencer. Con un par de buenos hechos que me sirvieran para cambiar de parecer, hasta dispuesto estaría a pedir disculpas por haber dado una valoración inapropiada al vincular un beneficio de 1.631 millones de euros en 2023 con un trato mercantilista a quienes hacemos uso de los aeropuertos que operan en el archipiélago. Me podría bastar con fórmulas que permitan abaratar los estacionamientos, las botellas de agua tras haber pasado el control o los cafés con leche.

Si dejo el coche en Guacimeta el viernes a la tarde y lo saco la tarde del domingo, me sale en cualquier fin de semana por más de 30 euros (19 euros si hago reserva); casi tanto como ir a Madrid o Gran Canaria y regresar, con el descuento de residente. Si quiero un botellín de medio litro, nada de ver recipientes gratis o a euro si acaso, como sí he disfrutado en varios recintos europeos. Y he tomado cortados en Gando casi al precio disparado de Abu Dhabi.

Querer es poder. Demuestren que les importamos. Y cuando así sea, encantado de agachar la cabeza.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios