Material promocional del artista. / C7

Harry Styles viene a Madrid

«Y tarareando seguiremos con las rutinas intrigados por saber si la norteamericana Viagogo es legal y paga impuestos en España»

José Ramón Sánchez López
JOSÉ RAMÓN SÁNCHEZ LÓPEZ

Hay ganas de música en vivo. Con cuidado, este año va a ser viable disfrutar de espectáculos de calidad. Como oro en paño guardamos los boletos del Mad Cool de julio, en Madrid; y las localidades para el FiestoRon de agosto, en Arucas. Las primeras las arrastramos desde navidades de 2019 con vistas al verano de 2020 y las segundas desde que nos hicimos con ellas a poco del arranque del pasado año para el vencido estío. Además, estamos con el ojo atento a ver qué pasa con Sonidos Líquidos en La Geria, donde hemos disfrutado de espectáculos de gran valía en tiempos pretéritos a la puñetera pandemia.

Esta semana nos hemos enterado de que viene Harry Styles el 29 de julio a Madrid. La buena de la heredera en cuanto se dio por avisada pidió, de regalo cumpleañero, una localidad. Ya hemos buscado. Por los canales oficiales no hay. Lógico dado que el recital de este antiguo integrante de One Direction se ha aplazado hasta en dos ocasiones, valiendo las entradas vendidas para el espectáculo que ahora por fin parece que va a cobrar forma. No obstante, si entras en Viagogo, milagro, aún hay decenas de boletos a la venta. Eso sí, a precios de gran atraco.

Por una localidad que en origen valía unos 30 euros con gastos de gestión incluidos, piden más de 300 euros. Y de ahí para arriba. Por las más próximas al escenario ayer pedían sobre los 1.000 euros. Así las cosas, habrá quien formule que el capitalismo es así, la oferta y la demanda mandan en el mercado. Pero como viene a resultar que no es un bien esencial, de Harry Styles nos vamos a limitar, salvo giro de 180 grados, a sus simpáticos vídeos en YouTube.

Y tarareando seguiremos con las rutinas intrigados por saber si la norteamericana Viagogo es legal y paga impuestos en España. Y como añadido, barruntando en qué ojo les sienta mejor el parche y cómo hacen con el garfio cuando se visten.