Borrar
Toma de posesión de Rubio Royo como rector, con Lorenzo Olarte, Juan Manuel García Ramos y Carmelo Artiles enfrente, entre otros. C7
Lorenzo Olarte Cullen, algunas de sus aportaciones al desarrollo universitario de Gran Canaria

Lorenzo Olarte Cullen, algunas de sus aportaciones al desarrollo universitario de Gran Canaria

Siempre pensó que no había sido adecuadamente reconocida su labor en la creación de la ULPGC y en el apoyo inicial que le proporcionó a ésta como presidente del Gobierno de Canarias; posiblemente tiene razón y todavía se está a tiempo

Francisco Rubio Royo

Primer rector de la ULPGC

Domingo, 4 de febrero 2024, 01:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Estamos viviendo una época en que se nos van grandes próceres de la vida pública y del ámbito privado de Gran Canaria, a los que siempre tuve gran admiración, respeto, reconocimiento y afecto. Esta madrugada se nos fue Lorenzo Olarte Cullen, del cual quiero recordar sus aportaciones (algunas) al desarrollo universitario de Gran Canaria, de Las Palmas y, a la postre, de Canarias. Fue una persona leal a sus convicciones -emociones y razón- cuando tuvo la oportunidad de desempeñar un cargo con capacidad de decisión para hacerlas efectivas.

Estas aportaciones, en mi opinión, ocurren en dos momentos decisivos: uno en la década de los setenta, coincidiendo con su presidencia del Cabildo Insular; y la otra a finales de la década de los ochenta y principios de la de los noventa, coincidiendo con su vicepresidencia y presidencia del Gobierno de Canarias, ambos momentos en el siglo pasado. Espero que mi memoria y las fuentes consultadas no me jueguen una mala pasada.

El Cabildo Insular siempre ha tenido una gran sensibilidad con las ansias de su sociedad de disponer de estudios universitarios, manifestadas de diferentes formas y con distintos planteamientos. Sus presidentes siempre estuvieron convencidos de la frase que hizo famosa Nelson Mandela: «la educación es el arma más poderosa que puedes utilizar para cambiar el mundo»; y ellos pensaban: …el mundo, … y Gran Canaria y Canarias. En la década de los setenta destacan dos presidentes, con los que tuve gran relación a lo largo de su vida: Juan Pulido Castro (1970-1974) y Lorenzo Olarte Cullen (1974-1977), todo ello sin menosprecio u olvido de otros que fueron vitales a lo largo de los principios de los ochenta y en los noventa, que fueron la época en la coincidí y cooperamos activamente con todos ellos, primero como rector de la UPC (1982-1989) y posteriormente de la ULPGC (1990-1998).

Con Lorenzo Olarte, la ULPGC pudo ampliar su presencia internacional, especialmente en Latinoamérica

En los setenta se consiguen, en mi criterio, algunos hechos cruciales: la creación del colegio universitario de Medicina, del que el cabildo asume todos sus gastos; la creación de la ETSII (dependiente orgánicamente, primero de la universidad de Sevilla y luego de La Laguna), el cabildo asume gastos del profesorado contratando a tres de los mejores del panorama español: Náceres Hayek (matemáticas), Roberto Moreno (física) y Joaquín Ocón (química); la creación de la UPLP (Universidad Politécnica de Las Palmas); y la cesión de terrenos del Cabildo en Tafira para construir el futuro campus universitario. En todas estas acciones las decisiones, tanto de Juan Pulido Castro como de Lorenzo Cullen fuero decisivas para su viabilidad, cada uno en la época de su mandato. Estas fueron, sin duda, las raíces nucleares de la futura ULPGC.

En los ochenta, a finales de la década, Lorenzo Olarte es el presidente del Gobierno de Canarias, que presenta y logra el apoyo del parlamento regional, la Ley 5/1989, de 4 de mayo, de Reorganización Universitaria de Canarias, que entra en vigor el 09/05/1989. Todavía recuerdo emocionado (como muchísimas personas presentes) la inauguración del curso 1989-1990, presidida por el presidente Lorenzo Olarte Cullen, en el Colegio Universitario de Las Palmas. Posteriormente, en el resto de su mandato como presidente del gobierno autonómico, pasamos por el recurso presentado ante el tribunal constitucional contra la resolución del parlamento canario, viviendo momentos de zozobra y ansiedad, hasta que dicho tribunal dicta su sentencia 132/1990, de 17 de julio, en la que dictamina: «Declarar que los arts. 2 y 4, y las Disposiciones adicional y transitorias de la Ley autonómica 5/1989, de 4 de mayo. de Reorganización Universitaria de Canarias. no se oponen a lo dispuesto en el art. 27.10 de la Constitución Española». El tiempo, con esta decisión, ha hecho posible que Canarias siguiese ganando, porque la educación universitaria se había extendido a las dos islas capitalinas, y con el tiempo creo yo se hará visible en las no capitalinas, en aquellas titulaciones que lo hagan viable y posible, y en las diferentes modalidades híbridas de aprendizaje.

Con Lorenzo Olarte, la ULPGC pudo ampliar su presencia internacional, especialmente en Latinoamérica con la creación de diferentes cátedras UNITWIN-Unesco y la red ISA (red de universidades atlánticas) que incluía universidades de Puerto Rico, Cuba, República Dominicana, Venezuela, Portugal y Brasil, presidida por la ULPGC. La relación de Lorenzo Olarte Cullen con Federico Mayor Zaragoza, forjada con anterioridad en el ámbito político de ambos, fue una extraordinaria ayuda, facilitó todas las gestiones realizadas y el éxito de la experiencia desarrollada.

Lorenzo Olarte siempre pensó que no había sido adecuadamente reconocida su labor en la creación de la ULPGC y en el apoyo inicial que le proporcionó a ésta como presidente del Gobierno de Canarias; posiblemente tiene razón y todavía se está a tiempo. Mi recuerdo, compasión y afecto para su esposa María Lecuona y todos sus hijos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios