Mucha fiesta veo yo aquí

«La política se menea pero el Instituto Insular de Deportes del Cabildo de Gran Canaria se gastará 190.000 euros en un conjunto escultórico»

Rafael Falcón
RAFAEL FALCÓN

Cada uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras. En las últimas semanas hemos escuchado frases que hoy en día nos producen risa, más allá de la célebre «mucha fiesta veo yo aquí» de Jonathan Viera. El reloj para muchos políticos ha entrado en la cuenta atrás. A menos de un año para las elecciones generales, autonómicas y locales, los nervios están a flor de piel. A raíz del resultado en Andalucía el panorama está cada vez más claro, aunque las excusas son múltiples y para muchos lo mejor es mirar hacia otro lado.

Los politólogos se han cansado de reiterar que el puzle electoral en España, con la proliferación de nuevos partidos políticos, evidenciaba el adiós del bipartidismo y, sobre todo, que ya se habían acabado las mayorías absolutas. Jajaja. El PP está asombrado con el efecto Moreno Bonilla, el PSOE es consciente del hartazgo al sanchismo, Ciudadanos es historia, Vox aguanta la mecha y Podemos pierde peso a pasos agigantados. En Canarias, se mantiene la duda de cuál será el peso específico de partidos como CC, NC o UXGC, pero la vuelta del bipartidismo vuelve en estos momentos a recuperar la fuerza de antaño, mientras la sociedad busca de manera desesperada soluciones que no llegan para afrontar una subida de precios insoportable, un aumento del combustible alarmante, etc, etc, etc.

Los ciclos van cumpliendo etapas y el mundo sigue girando. Ahora se vislumbra un nuevo rumbo, con muchos cambios, pero este periodo hasta el paso por las urnas será muy interesante y lo que hoy puede ser blanco se podrá transformar en negro sin esperarlo. Si me permiten, les doy un consejo, no le hagan caso a las encuestas, porque todas se van al traste.

Los habituales de esta columna de los miércoles son conscientes de mi lucha porque el deporte en Gran Canaria vaya por otros derroteros, pues aún hay esperanza de que alguien se lo tome en serio y, por fin, reestructure y ponga sobre la mesa un proyecto serio, porque lo actual va abocado al más profundo de los fracasos, aunque hay un nutrido grupo de personas que están encantadas porque atraviesan una etapa de bonanza, gracias a las socorridas subvenciones, que nunca habían visto en sus vidas.

¿Saben cuál será el próximo capricho del Instituto Insular de Deportes del Cabildo? Gastarse casi 190.000 euros en un conjunto escultórico para la Ciudad Deportiva Gran Canaria. ¿No hay otras prioridades para nuestro deporte y nuestros deportistas en la isla? Que siga la fiesta.