Fotograma de 'Rendir los machos', de David Pantaleón. / c7

Desde mi sofá

La exhibición

El vacío existente en la isla de Gran Canaria en torno a la exhibición de cine independiente es alarmante desde el cierre de los Monopol

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO

El pasado viernes se estrenó en las salas comerciales de España 'Rendir los machos', el primer y laureado largometraje del cineasta grancanario David Pantaleón. Y la capital de su isla natal quedó fuera del circuito donde se exhibe este filme, que fue premiado en el festival de Sevilla y se hizo con el premio Richard Leacock al mejor largo en el reciente Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria. Desde que los Multicines Monopol cerraron, ver una película de cine independiente o europeo en la capital grancanaria es casi una utopía. La mayor parte de estas producciones ni llegan a estrenarse en la isla. Y las que lo logran, cuentan con pases mínimos y en la mayor parte de las ocasiones ni siquiera se mantienen un par de días en la cartelera.

Los multicines que programan en la ciudad están en su derecho de apostar por los títulos que crean conveniente, faltaría. Son empresas privadas. Si lo que genera rentabilidad es el cine comercial, sobre todo norteamericano, nada hay que objetar a lo que hagan con su dinero.

En el reportaje dedicado el viernes al estreno de 'Rendir los machos' en 'Días de Cine', en La2 de TVE, se comentaba con acierto que «la mirada cinematográfica de David Pantaleón se formó» con el festival internacional de la capital grancanaria. La suya y la de muchos profesionales y cinéfilos más. Y la misma, con el vacío existente en cuanto a exhibición de cine independiente en la isla, va camino del fundido a negro. No es labor de las administraciones públicas exhibir películas en unos multicines. Pero sí implicarse y buscar fórmulas para que esta atrocidad cultural no vaya a más.