Café para todos

Érase una vez una concejal de ¿Limpieza?

30/08/2018
ETIQUETAS:

Cuenta la leyenda que una vez, durante un paseo matutino a las afueras del Ayuntamiento capitalino, Pilar Álvarez, concejal encargada del área de Limpieza, se encontró con un panorama desolador en las calles. Primero, tropezó con heces de perros, unos pasos más allá eran botellas de plástico y algunas latas, y por último unas ratas la saludaron a lo lejos con especial entusiasmo. Durante ese paseo quedó tan fascinada, que ordenó a los operarios de limpieza que no tocaran nada durante el resto de la legislatura. Y así, día tras día, mes tras mes, y año tras año, la hermosa ciudad de Las Palmas de Gran Canaria se convirtió en un terrible basurero. En este cuento, nadie come feliz, ni cena perdices.

«Durante ese paseo quedó tan fascinada, que ordenó a los operarios de limpieza que no tocaran nada durante el resto de la legislatura».

Sobre el papel, nombrar concejal de Limpieza a una persona que viene del movimiento ecologista, hace pensar que mantendrá las calles de manera impoluta, que impulsará medidas de sostenibilidad coherentes a su mensaje, y que situará a la principal ciudad de Canarias en una posición de referencia en lo que a cuestiones medioambientales se refiere. Sin embargo, su nombramiento fue un error, y el no haberla cesado se puede considerar un fracaso rotundo.

Primero, porque Pilar Álvarez, madrileña de nacimiento, se manifestó en contra de su alcalde el día que inauguraron el acuario Poema del Mar. Augusto Hidalgo no tuvo la contundencia de despedirla esa misma tarde, por lo que su imagen como líder quedó algo dañada.

Segundo, porque Álvarez permitió a su gerente de Limpieza, el cántabro Agustín Villalba, trabajar de lunes a jueves de manera presencial en Las Palmas, y el resto de la semana podía ir a Cantabria, a comer anchoas mientras la ciudad que le paga 60.000 euros anuales se llena de basura. Y lo que es peor, Pilar lo defendió hasta que el alcalde le cortó el grifo.

Y tercero, porque el área que ella dirige anunció a 162 personas que serían contratadas de manera inminente, y a razón de diez meses, para el área de Limpieza Viaria, anuncio que luego rectificó porque se trataba de un «error».

¿A partir de cuántas toneladas de basura Podemos decirle adiós?