Café para todos

El disparate de la ecotasa

08/02/2018

Nos guste o no, el turismo es para Canarias lo que el petróleo para Guinea Ecuatorial. Lamentablemente, aquí no podríamos vivir de la exportación de papas, tomates y plátanos, como tampoco lo hacían los guineanos con la de café y cacao antes de que se dieran cuenta de que su país poseía las mayores reservas de oro negro del continente africano. La principal fuente de riqueza de nuestras islas viene en avión, en cholas y en calcetines blancos. No es nada nuevo, ni mucho menos, pero si es algo que mejora de año en año. Los números de llegadas de turistas al paraíso canario baten récords, y el sector aporta gran parte de la riqueza al PIB regional. El número de puestos de trabajo directos e indirectos que se crean a través del turismo es altísimo, y la aportación que ello supone para la economía nacional es vital.

Parece que sigue siendo necesario resaltar la importancia que tiene para los canarios nuestra mina de oro particular, en vista del protagonismo que está volviendo a adquirir la famosa ecotasa turística. Los socialistas, muy acostumbrados a cambiar de decisión últimamente, exigen ahora la implantación de un impuesto a las pernoctaciones turísticas, como ya existe en Baleares y Barcelona.

«La principal fuente de riqueza de nuestras islas viene en avión, en cholas y en calcetines blancos».

Compararse con ellos supone un tremendo error. La situación geográfica de Canarias no tiene absolutamente nada que ver con la de catalanes y baleares. La conectividad de la que ellos disfrutan les permite gravar más, algo que sería desastroso para la estrategia turística de nuestras islas. Primero, porque se perdería competitividad en el mercado, algo que una tierra tan dependiente del turismo no se puede permitir. Segundo, porque no sabemos cuánto va a durar la bonanza del sector en el archipiélago. Ese impuesto en tiempos de vacas flacas sería dramático. Y tercero, porque la máxima de no tocar lo que funciona, y menos si proviene de las cabezas pensantes de políticos indecisos, hay que considerarla sagrada.