El rincón de Teto

El cuarto poder en Estados Unidos

14/07/2018

El cuarto poder es una serie documental que estos días se puede disfrutar en las plataformas digitales de España, de cuatro episodios, con un acceso sin precedentes a The New York Times y a la cobertura que realiza sobre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y sobre su Administración en su primer año de mandato. El mismo New York Times que se estudia ya como modelo de reinvención en la época de crisis unida a la revolución digital de los medios que vivimos casi permanentemente desde hace unos años para acá.

El cuarto poder es un revelador testimonio sobre los desafíos y el papel de la prensa en nuestros días y sobre los triunfos y los errores en la cobertura periodística del Presidente que ha declarado la guerra a la prensa libre.

«El fiscal especial Mueller volvió ayer a dar un nuevo aldabonazo al caso con la presentación de cargos contra doce agentes del Kremlin»

Esta serie documental repasa los 100 primeros días de Trump en la Casa Blanca, manteniendo el ritmo frenético de unos redactores que deben seguir la hiperactividad informativa del nuevo inquilino de la Casa Blanca a través de su perfil de Twitter. Su cruzada contra los medios, el despido del director de FBI James Comey, la investigación sobre la trama rusa que arranca el fiscal especial Mueller, los disturbios racistas en Charlottesville que acaban con el asesor Steve Bannon o el caso de los dreamers (los hijos de inmigrantes nacidos en Estados Unidos) son algunos de los casos que se suceden en poco menos de un año desde la llegada de Trump al poder. Se la recomiendo muy fervientemente a quien quiera acercarse a la verdadera realidad -o al menos a una buena parte de ella- del que hoy ocupa el despacho oval en la Casa Blanca.

Cuando la vean además no olviden que les servirá para comprender mejor incluso las noticias que estos días están ayudando a relacionar cada vez más los delicados pasos del personaje en entornos similares a Corea del Norte, México, Canadá, China o -en esta semana- la mismísima Europa con los temas de inmigración, el brexit o su papel en la OTAN. Si siguen la serie, ayer mismo, ya en la vida real, el fiscal especial Robert Mueller volvió a dar un nuevo aldabonazo al caso con la presentación de cargos que afectan a doce agentes de inteligencia del Kremlin que accedieron y robaron datos de la campaña de Clinton, la que acabó con los demócratas y llevó a Trump al poder. El mismo que no se atreve a revocarlo para evitar autodelatarse y ser el señalado. Parece parte de un buen relato de Clancy, lo peor es que les hablo de la vida misma. La cosa -desde luego- se pone cada vez más al rojo vivo pero siempre, con la prensa de testigo.