El cambio climático está aquí

12/10/2018

Silvia Fernández

El cambio climático ya está aquí. Los efectos empiezan a ser evidentes y cada vez están más cerca. No hay que irse a África, a la India o al sureste asiático para verlo aunque sí es verdad que los países pobres son las principales víctimas de los excesos de producción y consumo de los Estados del primer mundo. Son ellos los que sufren con mayor intensidad huracanes, aguaceros, sequías, tornados..., que se llevan por delante la vida de cientos de personas y que son consecuencia directa de los países ricos y las emisiones de gases invernadero.

En España son cada vez más habituales las olas de calor que se traducen en muertes -no muchas pero muertes al fin y al cabo- en distintos puntos de la geografía. Esta semana hemos asistito a lo ocurrido en Mallorca, cuando la lluvia caída con una intensidad poco común, se han llevado por delante la vida de más de once personas.

El cambio climático está aquí y es irreversible. Solo se pueden tomar medidas para evitar que el daño al planeta siga aumentando y que España se convierta en unos años en un gran desierto, como advierte un análisis realizado por el propio Ministerio de Medio Ambiente en el año 2016 y en el que se apunta que el 80% del suelo está en peligro de desertificarse por la subida de las temperaturas.

Esto es un problema de las administraciones pero también de los ciudadanos, que no somos conscientes de lo que está sucediendo. Como la mayoría de nosotros no sufrimos directamente las consecuencias del cambio climático no estamos actuando de forma concienciada. El problema es hoy pero se agravará para las futuras generaciones. Y yo soy la primera que entono el mea culpa.

Por el lado de las administraciones, a muchas se les llena la boca hablando de aumento de las renovables, de intentar reducir las emisiones de gases invernadero, de imponer el coche eléctrico pero las ganas reales son más bien pocas. En nada ayuda un presidente de la primera potencia mundial, Estados Unidos y Donald Trump, riéndose del cambio climático y pasando de todos los acuerdos mundiales para reducir las emisiones de gases invernadero.