Primera plana

Clavijo, por fin, comparece

17/04/2019

Hoy es una jornada histórica y funesta en la historia de la autonomía canaria. El presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, comparece como investigado ante el Juzgado de Instrucción número 2 de La Laguna cuya titular es Celia Blanco. Nunca había ocurrido. Es la primera vez que en semejante cargo recae la condición de imputado. Hasta ahora, el caso Grúas se ha caracterizado por la fuga procesal de Clavijo en el que ha interpuesto todos los recursos posibles para dilatar su citación. Él dice lo contrario, que estaba deseando que llegase este día, pero su táctica defensa ha sido precisamente toda la contraria.

Clavijo ha contratado como abogado a José Antonio Choclán que ha tenido como clientes a famosos empresarios y deportistas con problemas con la justicia. Clavijo queda desbordado por los acontecimientos, se creyó los mensajes de tranquilidad que su círculo más cercano le regalaba y comienza a entender la situación delicada en la que está al endosarle la fiscal Anticorrupción, María Farnés, claros indicios delictivos en tres tipos penales: prevaricación, tráfico de influencias y malversación de caudales públicos.

«Clavijo ha contratado como abogado a José Antonio Choclán que ha tenido como clientes a famosos empresarios y deportistas con problemas con la justicia»

Clavijo se parece a Miguel Ángel Ramírez. Ambos tiran de Choclán cuando pintan bastos frente a la justicia. Y previamente los dos recurren al alegato de que la Fiscalía les acosa o les ataca. Por supuesto, un planteamiento que solo pueden esgrimir ciertas personas que tienen posibles u ostentan una posición política que le asegure un eco mediático a sus declaraciones. El vecino del quinto no tiene a su alcance el repertorio de decir que el Ministerio Público le tiene manía.

No es de esperar gran cosa hoy en la declaración de Clavijo que, a buen seguro, obviará responder las preguntas de la fiscal Anticorrupción Farnés y las acusaciones populares. El caso Grúas va para largo. Y la jueza Blanco, visto el informe de 70 páginas elaborado por Farnés, no puede despacharlo sin más. Además, cuando llegue la sentencia, y contenga el sentido jurídico que sea, será recurrida en segunda instancia. Por lo que las derivadas políticas persisten: ¿quién va a investir a un presidente imputado por delitos relacionados con la corrupción? Dura campaña electoral tendrá que afrontar CC en estas circunstancias donde un día sí y otro también le preguntarán a Clavijo y a los suyos por el caso Grúas. Para este escenario de poco servirá el asesoramiento de Choclán que aterriza como bombero frente a la urgencia sobrevenida de Clavijo que pensó que en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) esto se arreglaba pronto y quedaba en nada. Pero la sala es un órgano colegiado y prevaleció el voto de las magistradas Margarita Varona y Carla Bellini ante el presidente del TSJC. Eso sí, para rematar la faena al tiempo se conoció el pronunciamiento del Tribunal Supremo que ratificó las penas en el caso Las Teresitas; que tuvo la misma fiscal Anticorrupción y denunciante que el caso Grúas. Sin duda, es para preocuparse Clavijo.