Espacio definido a priori para el biogás en Arrecife. / CARRASCO

Biogás, sí. Pero bien hecho

«Que Lanzarote sea territorio escogido para colocar una planta de biometanización, genial. Que la opción mayor, por ahora, sea un espacio céntrico de Arrecife, pues no sé yo»

José Ramón Sánchez López
JOSÉ RAMÓN SÁNCHEZ LÓPEZ

El biogás es futuro, no me cabe la menor duda. Generar energía a base de residuos, permitiendo así rebajar la dependencia del petróleo y sus derivados, pocos peros puede tener. Mas, como pasa por lo general, convendría observar ciertos matices. Contar con plantas para producir metano a partir de desperdicios biológicos no supone mano ancha para según qué.

Que Lanzarote sea territorio escogido para colocar una planta de biometanización, genial. Que la opción mayor, por ahora, sea un espacio céntrico de Arrecife, pues no sé yo. Se contempla en Naos y ya hay permisos. Para comparar, dispongan ustedes una industria de este corte en una parcela próxima al parque de Santa Catalina, si hablamos de la capital provincial; o en suelo cercano al Alcampo si fuera en Telde. En caso de Puerto del Rosario, en una parcela interior aún con opción de edificación junto a Las Rotondas.

En el particular de la capital de Lanzarote, el emplazamiento escogido tiene negocios a un costado; y un par de zonas residenciales a pocos cientos de metros, junto a una carretera crucial para acceder al Castillo de San José, un bien protegido; y para la operativa portuaria. Midiendo en línea recta, el muelle deportivo queda a 500 metros, si llega.

Según la alcaldesa, Ástrid Pérez, quien ayer mismo puso a los pies de los caballos al edil de Urbanismo, aún está por valorar qué se quiere hacer y cómo. Y dando a entender que al tratarse de economía circular y de ser elemento generador de empleo, al menos a priori, igual más vale desde ya apostar por el sí.

Asumo que debe imperar el beneficio de la duda y que los promotores están dispuestos a conseguir que sea una planta inocua, inodora y de gestión transparente. No obstante, visto que entre Lanzarote y La Graciosa hay 845,9 kilómetros cuadrados de área, igual no vendría de más abordar posibles alternativas.