Un PP sin ataduras

Manuel Domínguez llega a la presidencia con perfecto conocimiento del partido y avalado por su éxito en Los Realejos

Editorial -
EDITORIAL - Las Palmas de Gran Canaria

El Partido Popular celebra hoy en Canarias un congreso que tendrá un formato mayoritariamente telemático por las restricciones derivadas del repunte de contagios de covid-19. Manuel Domínguez, único candidato a la presidencia regional, será investido con los parabienes de la militancia y de la dirección nacional, como evidenció el secretario general del PP, Teodoro García Egea, en la entrevista publicada ayer por este periódico y como refrendará hoy, en una intervención también telemática, el presidente nacional y líder de la oposición, Pablo Casado.

Acaba así un periodo de interinidad que se inició en 2019, cuando Asier Antona fue forzado a renunciar al cargo tras frustrarse la maniobra urdida por Coalición Canaria, un sector del propio PP canario liderado por Australia Navarro, y la dirección nacional del partido para conformar un Gobierno regional presidido de nuevo por Fernando Clavijo o, como segunda opción, con la diputada del PP como 'presidenta títere' en manos de los nacionalistas. Antona antepuso la dignidad de su partido, así como la coherencia con el discurso planteado durante la campaña electoral, a los intereses personales y el beneficio exclusivo de CC, de manera que aquella operación se cortocircuitó. Lo que vino después queda registrado en las hemerotecas y en el propio Diario de Sesiones del Parlamento canario:un PP que, bajo la batuta de Australia Navarro, se ha desdibujado, entregado a CC como si fuera una marca blanca del mismo y que no solo no seduce a quienes en su día se fueron a Ciudadanos o a Unidos por Gran Canaria, sino que ha invitado a más fugas -sobre todo a este último partido-, al tiempo que todos los sondeos apuntan un crecimiento de Vox en las islas aprovechando precisamente el limbo en que habita el PP.

Manuel Domínguez llega a la presidencia con perfecto conocimiento del partido y avalado por su éxito en Los Realejos, su condición de diputado y máximo dirigente del PP en Tenerife. Debe aprovechar el viento a favor de los sondeos para colocar de nuevo al PP como un partido con autonomía. Si de verdad el PP aspira a crecer y ser una opción de gobierno en las islas, el tiempo de las ataduras a CC debe pasar. Quienes lo han puesto en práctica pueden confirmar el éxito, y ahí está el ejemplo de La Palma;los que se empeñaron en ser una sucursal de CC, como Australia Navarro, han demostrado su error y hasta en Madrid se han dado cuenta de que así no había futuro.

No es tiempo aún de 'gripalizar'

Los inestables indicadores de que la 'ola ómicron' podría estar remitiendo después de semanas de presión sobre los distintos sistemas sanitarios han devuelto las expectativas sobre una próxima relajación de las restricciones, alimentadas por los anuncios de varias autonomías en España y de países europeos como Francia. La diferencia esta vez con respecto a los vaivenes precedentes con la pandemia es que la elevada capacidad de contagio de la variante sudafricana está viéndose acompañada, por paradójico que resulte, de una acusada convicción de que nos encontramos próximos a la 'gripalización' de la pandemia. Es decir, a más contagiados y más vacunados, mayor debilitamiento del virus hasta poder tratarlo como una infección endémica. La lógica científica y médica que puede sostener esta tesis no se corresponde, no obstante, con la ligereza de los pronunciamientos institucionales que se abonan a esa hipótesis sin haber doblegado aún la sexta ola. Conviene no alentar expectativas que trivialicen el drama de quienes pierden a sus seres queridos en esta fase pandémica. Como conviene no 'gripalizar' apresuradamente un virus que obliga a llevar mascarilla y que se ha cobrado dos millones de bajas laborales por efecto de ómicron.