Editorial

El reto es la conectividad

26/01/2020
ETIQUETAS:

La Feria Internacional de Turismo (Fitur) de Madrid cerrará hoy las puertas de su 40 edición con buen sabor de boca en lo que a Canarias se refiere. Los tres días dedicados a los profesionales y los dos últimos abiertos al público en general han vuelto a dejar la impresión generalizada de que, pese a la recuperación de destinos competidores como Turquía y Egipto, Canarias tiene como gran baza la combinación de su naturaleza, el clima, la calidad alojativa, los servicios complementarios y la seguridad -un activo cada vez más valorado por el viajero-.

Pero un destino alejado del territorio fragmentado está condicionado en cuanto a su comercialización por la conectividad. Podemos ser los mejores y sin embargo morir de éxito si no hay garantía de vuelos de manera regular, con plazas suficientes para atender la demanda y con precios ajustados al mercado.

Es innegable que los cambios de tendencia en el turismo, con la digitalización como factor que borra la intermediación de la agencia de viajes tradicional, ha modificado las reglas del juego y no habrá vuelta atrás. Lo incuestionable en todo caso es que ese turista que contacta directamente con el hotel, el apartamento o la residencia de alquiler vacacional, precisa de avión para llegar a las islas y regresar a su destino.

Primero fue Norwegian, con su redimensionamiento; el año pasado nos encontramos con la quiebra y desaparición de Thomas Cook, y este año acaba de empezar con el cierre de las bases de Ryanair. Esos tres aldabonazos han sido paliados con la decisión de otras aerolíneas de aumentar plazas. Así, en cierta medida el mercado se ha ido reajustando pero es innegable que lo está haciendo también de la mano de una subida de precios y eso significa perder competitividad, al tiempo que lleva a los turoperadores a redoblar la presión sobre los hoteleros para que abaraten sus camas como medida compensatoria.

En ese horizonte, si de verdad queremos que las expectativas de recuperación del mercado turístico peninsular se hagan realidad, será determinante garantizar que conectividad y contención de precios vayan de la mano. En esa senda tienen que trabajar unidos el Gobierno regional, los cabildos, los ayuntamientos y los agentes económicos canarios para articular un frente común ante el Ejecutivo central, que tiene mucho que decir en este campo a través de su influencia en el ente Aeropuerto Españoles y Navegación Aérea.